El Passeig Marítim se queda sin Pachá, su discoteca más emblemática

Archivo

El Passeig Marítim se queda sin su local  de ocio más emblemático: los actuales gestores de la discoteca Pachá, han decidido renunciar a la licencia de gestión de la discoteca. Pese a esta renuncia, el Ajuntament de Palma proseguirá con los expedientes de infracción abiertos detectados en la discoteca aunque estima que, al ser un espacio situado en zona BIC, va a ser muy complicado que ninguna empresa vuelva a abrir este espacio como discoteca.

El teniente de alcalde de Urbanismo, José Hila, ha informado que el Consell de Gerencia de Urbanismo celebrado hoy ha aceptado la renuncia de los actuales gestores de la discoteca Pachá  a la licencia de actividades de la misma. En estos momentos la discoteca está regentada por la empresa  Beach Night propiedad del Grupo Cursach aunque el propietario de los terrenos donde está situada esta zona declarada BIC es la Fundación Nazaret.

Tal y como ha explicado José Hila “en su día el Ajuntament de Palma detectó una serie de irregularidades e infracciones urbanísticas en esta discoteca, actuaciones que no respetaban el BiC de la zona”.

Tras ser detectadas estas irregularidades se procedió a la revisión de las obras constatando que se habían producido modificaciones no contempladas en la licencia provisional y no notificadas a Cort.  Este cúmulo de irregularidades fueron comunicadas a la empresa “por lo que ésta ha decidido renunciar a la licencia de actividad”.

Hila entiende que dadas las altas exigencias que impone el BIC “no creemos que en un futuro se pueda instalar una nueva discoteca,”, al tiempo que advierte que “aunque la empresa ha renunciado a la licencia, los expedientes de infracción continúan su curso”.

Para Hila, esta actuación municipal demuestra que  “la legislación urbanística se aplica por igual a todos”.

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.