Los vigilantes de Serveis Ferroviaris llevarán chalecos de protección

Los vigilantes de Serveis Ferroviaris de Mallorca(SFM) habían convocado para este jueves una movilización ante la Estació Intermodal. Con el objetivo, según se explicó, reiterar sus reclamaciones para conseguir chalecos. Y, así, poder trabajar en unas condiciones de seguridad óptimas.

Sin embargo, un giro inesperado la tarde del miércoles, ha hecho que la protesta haya sido desconvocada. Así, de hecho, lo ha explicado a mallorcaconfidencial.com, Susana Ofidani, representante de la comisión sindical de Comisiones Obreras en Trablisa. Empresa adjudicataria de prestar los servicios de seguridad en las estaciones de tren.

Copia del comunicado de la gerencia de SFM remitido a los trabajadores
Copia del comunicado de la gerencia de SFM remitido a los trabajadores

En esta ocasión, y después de mucho insistir, la gerencia de SFM ha aceptado la reivindicación de los trabajadores. Y, además, según recoge la carta remitida a los afectados se empezarán a redactar los pliegos en los que se incluirán como obligatorios los chalecos anticortes, tanto masculinos como femeninos a todo el personal de la empresa adjudicataria que preste sus servicios en las instalaciones de SFM.

LOS DE LA ESTACIÓN INTERMODAL SE QUEDAN SIN Y ANUNCIAN MOVILIZACIONES

Esta noticia es, sin duda, motivo de alegría y celebración entre los trabajadores de Trablisa en Serveis Ferroviaris. Aunque, cuando piensan en aquellos compañeros que se encargan de la seguridad del edificio de la Estació Intermodal que siguen sin los tan necesarios chalecos su optimismo se desvanece.

En mallorcaconfidencial.com no hemos querido dejar pasar la oportunidad de saber más. Y, hemos charlado con Sebastián Oliver, uno de los vigilantes que se ha quedado sin chaleco.

Oliver es, vigilante y Secretario General del sindicato Espartanos de la Seguridad. “Hace un año me reuní con el Director General de Transport y Mobilitat del Govern, quien se comprometió a aumentar la seguridad y dotarles de chalecos“, ha contado. Y, sin embargo, ahí siguen, jugándose el tipo día tras día.

Además, el Director General de Transport y Mobilitat se comprometió a aumentar la seguridad y material para ejercer sus funciones y eso tampoco lo ha cumplido. Pues, para vigilar el edificio de la Estació Intermodal sigue habiendo solo un encargado.

Así, según su versión, aún nadie les ha dado una solución a sus demandas ni la de los chalecos, ni la de ampliar las plantillas. Esto último, tampoco lo han conseguido, de momento, los trabajadores de Trablisa.

Por todo ello, estos otros vigilantes hartos ya de que les “tomen el pelo” anuncian movilizaciones.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.