Save the Children suspende sus actividades en Afganistán tras el atentado

La ONG Save the Children ha anunciado este miércoles la suspensión temporal de todas sus actividades en Afganistán, donde presta asistencia a casi 1,4 millones de niños afganos, como consecuencia del ataque que ha sufrido su oficina en Jalalabad, que aún no ha terminado.

“Nuestra principal preocupación sigue siendo garantizar la seguridad de todo nuestro personal”, ha asegurado la ONG en un comunicado. “En respuesta a esto, todos nuestros programas en Afganistán han sido suspendidos temporalmente y todas nuestras oficinas están cerradas”, ha precisado la organización.

“Seguimos estando comprometidos con reanudar nuestras operaciones y el trabajo vital (que realizamos) tan rápido como sea posible, tan pronto como podamos estar seguros de que es seguro hacerlo”, ha prometido la ONG, que ha denunciado que “Afganistán es uno de los países más difíciles del mundo para ser niño y para trabajar para el personal humanitario”.

Al menos tres personas han muerto, entre ellas dos trabajadores locales de Save the Children, en el atentado obra del grupo terrorista Estado Islámico contra la sede de la ONG en la ciudad afgana de Jalalabad, que aún no ha terminado, según el último balance ofrecido por la agencia de noticias afgana Pajhwok.

Según ha precisado la cadena de televisión 1TV, los tres fallecidos son dos guardias de Save the Children y un civil. Además, según Pajhwok, al menos 24 personas han resultado heridas por la explosión del coche bomba con la que ha comenzado el ataque y el posterior asalto al recinto de la ONG, entre los que hay al menos 17 civiles.

Ataulá Khogyani, portavoz del gobernador de la provincia de Nangarhar, donde está Jalalabad, ha indicado que dos de los tres asaltantes han sido abatidos por las fuerzas de seguridad, si bien otros medios hablan de más asaltantes participando en el ataque.

Por su parte, la cadena de televisión Tolo News ha informado, citando a uno de los trabajadores de Save the Children rescatados por las fuerzas afganas, que en el momento del ataque había unas 70 personas en el recinto, de las que unas 50 habrían sido ya rescatadas. En cuanto al paradero de las 20 restantes, no se descarta que algunas de ellas hayan conseguido escapar.

Estado Islámico, muy presente en Nangarhar, ha reivindicado la autoría del atentado a través de un mensaje publicado en la agencia de noticias afín Amaq. No es la primera vez que el grupo que lidera Abu Bakr al Baghdadi atenta en Afganistán, donde ha perpetrado ataques con decenas de muertos, incluso en Kabul. Por su parte, los talibán se habían apresurado a desmarcarse del atentado.

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.