Sin señales de violencia en el cuerpo sin vida hallado en Cala Lliteras

Los primeros resultados de la autopsia practicada al cadáver hallado en Cala lliteras no han hallado señales de Violencia. Por tanto, se descarta que la persona encontrada muriera por asesinato. Así lo han confirmado a mallorcaconfindecial.com fuentes cercanas a la policía judicial.

Según estas mismas fuentes, se barajan como hipótesis de la muerte el suicidio o bien, la muerte por dejadez. Puesto que, al parecer, Kai Uwe, el joven cocinero desaparecido en Cala Rajada el pasado agosto, a quien podría pertenecer el cuerpo, habría padecido depresiones.

En cualquier caso, de momento, no se ha podido confirmar a quien pertenecen los restos mortales.

De hecho,su avanzado estado de descomposición ha obligado a cotejar restos de ADN de la víctima. Muy posiblemente, nos cuentan, estos restos serán trasladados a Madrid o a Barcelona para ser analizados, con lo que se podrían tardar meses en saber quién es la personas fallecida.

El cuerpo fue encontrado este jueves a las 9:00 horas por un fontanero. El hombrerealizaba trabajos de mantenimiento, cuando detectó malos olores en el sótano de las viviendas. Al bajar y asomarse en una especie de aljibe, encontró el cadáver.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.