Carritos, bicicletas, neumáticos, lonas, baterías y amarres, tirados al mar

Un grupo de 30 voluntarios ha participado en un jornada organizada por el RCNP -Real Club Náutico de Palma- en la que se han retiraron dos contenedores llenos de residuos del fondo del mar.

La actividad se enmarca dentro de las acciones medioambientales que el club desarrolla de manera permanente en la gestión de su concesión portuaria.

El operativo, formado por 12 buceadores y 20 personas en tierra, todos ellos voluntarios, participaron el sábado en una limpieza de los fondos del puerto del Real Club Náutico de Palma.

limpieza de fondos marinos 5La jornada, que había sido convocada para esta fecha en espera de que pudiera desarrollarse con buen tiempo, coincidiendo con las calmas típicas de esta época del año, se llevó finalmente a cabo con lluvia y mucho frío.

limpieza de fondos marinos 4El resultado fue la retirada de dos contenedores llenos de objetos que habían caído al mar accidentalmente desde los pantalanes o habían llegado al puerto procedentes del torrente de Sa Riera, que desemboca junto al RCNP.

Entre el material que pudo sacarse del agua se encuentran varias baterías, neumáticos, lonas, carritos de supermercado y cabos de amarre, así como el chasis de una motocicleta y dos bicicletas.

limpieza de fondos marinos 3Jaime Carbonell, gerente del Real Club Náutico de Palma, ha agradecido la labor del equipo de los voluntarios: “Cuando programamos esta jornada, no esperábamos que haría tan mal tiempo, por lo que el mérito de los participantes es doble; el agua estaba muy fría, pero hemos retirado muchos restos”.

La actividad se enmarca dentro de las acciones medioambientales que el Real Club Náutico de Palma desarrolla de manera permanente en la gestión de su concesión portuaria.

limpieza de fondos marinos 2“Estamos muy concienciados con esta labor, que llevamos a cabo tanto desde la prevención como de la acción directa. Intentamos realizar limpiezas de fondos periódicas al mismo tiempo que informamos a nuestros usuarios de la necesidad de mantener el puerto limpio y de avisar siempre que se produzca la caída accidental de algún objeto al agua. También hemos incrementado las campañas informativas para hacer un uso más racional del agua”, ha explicado Carbonell.

Tras la recogida de los residuos, que fueron entregados a un gestor autorizado para su tratamiento, los voluntarios participantes en la jornada disfrutaron de una paella ofrecida por el club. “Más merecida que nunca por el frío que han pasado”, ha destacado Carbonell.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.