El Grupo Cursach no alegó contra las irregularidadades en Pachá

El Grupo Cursach ha anunciado su predisposición a acatar la orden del Ajuntament de Palma que le obliga a demoler las obras ilegales realizadas en la discoteca Pachá. No obstante, desde este grupo empresarial están a la espera de que Cort les haga llegar el expediente abierto por el consistorio para conocer detalladamente las irregularidades “ya que todavía no lo hemos recibido”. Por contra, el consistorio palmesano asegura que ya disponen de toda la información pues les fue entregada en su día.

El cúmulo de irregularidades detectadas por Cort en la discoteca Pachà, ha obligado a Cort a  incoar un expediente que contempla la obligación de  demoler las obras ilegales en un plazo no superior  a los 2 meses. En caso contrario, se les impondrá una multa de 88.000 euros al mes durante 12 meses.

Así las cosas y aunque desde el Grupo Cursach  se tiene “predisposición” para acatar esta orden municipal, no se hará nada “hasta que no recibamos el expediente”  para saber si, tras estudiarlo,  presentan alegaciones al mismo.

No obstante, desde el Ajuntament de Palma, se afirma que el Grupo Cursach sí tenía conocimiento previo de todas las irregularidades detectadas. En este punto, Cort ha señalado que el área de Disciplina Urbanística inició en septiembre el expediente de disciplina al promotor y propietarios después del informe realizado por el celador cuando fue a inspeccionar el recinto.

Posteriormente, continua señalado el consistorio palmesano, “se dio audiencia  a los interesados, es decir, se les trasladó el informe del celador y se les instó a  que presentaran alegaciones aunque no presentaron ninguna, por lo que ahora se ha cerrado el expediente de restitución de la legalidad”.

Así pues,  el Ajuntament de Palma considera que los propietarios conocían los hechos y además no presentaron alegaciones cuando se le instó a ello.

 

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.