Balears no logra mejoras suficientes en su atractivo competitivo con Europa

EUROPA PRESS

Balears ha mejorado al cierre de 2017 su atractivo competitivo, pero no lo suficiente. Por eso, aunque se coloca en la posición 173 de un total de 264 regiones europeas, sigue alejada de la media europea. Así lo recoge la última actualización del índice de competitividad global (IGC).

Así lo ha avanzado este jueves Antoni Riera, el director técnico de Impulsa Balears. Riera ha constatado que la competitividad en las Islas sigue siendo “baja”. Esto es así, ha dicho, dado la falta de impulsores de la eficiencia y la innovación.

Riera ha emplazado a trazar una estrategia de competitividad global. Dicha estrategia debería ir orientada a reducir los diferenciales que las islas mantienen en pilares clave de la competitividad. Algo que la aleja de las regiones europeas que gozan de un nivel de renta similar.

Respecto a las fortalezas y debilidades, el director técnico ha señalado que en Balears “no hay sitio para grises”. Pues, en los requerimientos básicos se está por encima de la media europea. Mientras, en materia de eficiencia o innovación están rezagadas.

Este desequilibrio, ha añadido, tiene efectos sobre posición de Balears en renta per cápita. En los últimos diez años, las Islas han pasado de situarse en la posición 69 a la 114 si se analiza la renta per cápita.

“Cabe esperar en los próximo años que Balears vaya descendiendo en el ranking de renta por cápita”. Para así “conseguir una mayor equilibrio entre el binomio competitividad-properidad”, ha asegurado Riera.

Para cambiar esta tendencia es necesario “desarrollar planes de acción orientados a mejorar la competitividad”. Además de activar una estrategia de competitividad “que persiga subir peldaños en el ranking”. Especialmente, “haciendo crecer el pilar de eficiencias e innovación”.

I-GLOBAL

Durante su comparecencia, el director técnico ha presentado ‘i-global’. Se trata de una herramienta cuya función principal es “facilitar el planteamiento y evaluación de directrices estratégicas orientas a abordar el reposicionamiento competitivo de las Islas.

Se trata de un monitor que permite a los agentes regionales activar dos niveles de vigilancia; conectarse a cuatro canales de monitorización; y valorar la situación, evolución y posición de las Islas en 45 factores críticos. Sobre ellos se fijan los objetivos de crecimiento y presencia exteior.

Por su parte, la directora territorial de Banco Santander en Baleares, María José Maciá, ha destacado “la necesidad de comprender, medir y seguir los determinantes de la competitividad”.

“Son muchos los factores bajo la responsabilidad de las empresas y administraciones que inciden sobre el posicionamiento de nuestra región”, ha manifestado.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.