“Tranquila Francina, que Palma no se va a sublevar”

La ahora secretaria general del PSIB y antes secretaria general de los socialistas de Mallorca ha entendido perfectamente que Palma es el granero de votos, un hecho objetivo del que ya era consciente cuando era la número 2 de Antich, pero que por diversas circunstancias la tenía enfrentada con todo lo que oliese a Ciutat.

A los de Palma y a los de Mallorca les separaba un piso en la sede de la calle Miracle, pero actualmente como dicen dirigentes de Ciutat “hay muy buen rollo”, porque “Francina se ha dado por fin cuenta de que Palma es la que matemáticamente cuenta en el recuento de los votos conseguidos”.

Mejor llegar a las elecciones frescos y sin batallas internas

“Nos trata muy bien, nos ayuda, está con nosotros y no hay problemas”, pero también añaden que la consigna entre las diferentes agrupaciones, incluso la más batalladora en contra del nacionalismo de Armengol, es que “dejémonos de disputas internas que luego llegamos a las elecciones exhaustos y cansados de tanta desavenencia”.

Todo muy bien, muy bien, si la jefa no cambia de estrategia con los de Palma

“Todo muy bien, muy bien”, repiten como un mantra olvidando épocas en que los desencuentros eran casi fratricidas. Así que en estos momentos todos, si la jefa no cambia de estrategia, van a “seguir trabajando a favor de obra”.

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.