El caso de las prostitutas de Haití también mina la imagen de Oxfam Intermon Mallorca

En el Govern balear ante el requerimiento de Más Que Confidencial han tenido que mirar papeles y más papeles para asegurar que ahora mismo con la denostada Oxfam-Intermon no tienen nada.

Conscientes de que la ONG bajo cuyo amparo cometieron tropelías sexuales una parte de su staff en Haití y encima con menores prostitutas, en el Ejecutivo autonómico dan pelos y señales de la relación que tienen con esta organización no gubernamental que nació en Oxford en plena guerra mundial cuando la hambruna invadía la isla de Churchill.

Y en la conselleria que pilota Fina Santiago, la de Serveis Socials, se remontan a 2011 para decir que en aquel año Oxfam, la sección local de Palma, entró en una convocatoria de cooperación que consistía ir a colegios y explicar la filosofía de la cooperación.

Desde entonces no ha habido más relación, salvo su participación en el Grupo de Comercio Justo que está integrado por el Govern, Fundació Deixalles y Fundación Vicente Ferrer, entre otras.

Y lo que hacen desde la conselleria de Santiago es colaborar en la organización de 2 o 3 actos de sensibilización del comercio justo.

Hasta aquí lo que tienen con una ONG que ha provocado la baja masiva de miles de socios. Sólo en España hasta hace 2 días se habían borrado unas 1.200 personas, sin contar con el ruido de la renuncia de celebrities embajadoras como es el caso de la actriz británica Minnie Driver.

Otra cosa son las valoraciones oficiosas, porque oficiales no han hecho ninguna. “Estas cosas pueden pasar en cualquier organización no gubernamental. Ha pasado y lo importante es que han reaccionado y han asumido los errores”.

Han asumido los errores pero muchos años después porque el escándalo se ha producido al saber que el personal de Oxfam Intermon había alertado de lo que había ocurrido, pero el hecho es que en el Govern balear no quieren echar más leña al fuego “porque esa gente ya ha hecho mucho daño a las entidades solidarias”, añaden.

En Gran Bretaña los responsables gubernamentales ya han anunciado que les van a cortar el grifo económico y que no quieren tener ninguna relación con Oxfam, pero aquí en las Islas Balears parece que la cosa está más laxa y cuando se les pregunta si pondrían algún impedimento responden que si “presentan un proyecto y pasa los filtros y requisitos pertinentes” no tienen por qué echarlo atrás.

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.