Miles de pensionistas vuelven a manifestarse contra la subida del 0,25%

Una multitudinaria manifestación, con la gran mayoría de asistentes jubilados, ha abarrotado este jueves la calle Alcalá de Madrid, donde se encuentra la sede del Ministerio de Hacienda, para protestar contra la “escasa” subida de las pensiones del 0,25% que se ha pactado para este año. Las concentraciones se han celebrado también en numerosas ciudades de toda España.

Justo antes de la convocatoria, que situaba el comienzo de las protestas a las 11 horas, ya se podían ver a cientos de manifestantes arremolinados entorno al número 5 de la calle Alcalá, que han alcanzado finalmente a la estatua de El Oso y el Madroño, en la misma Puerta del Sol. De hecho, la densidad de manifestantes ha sido tal que la calle Alcalá ha quedado colapsada, entre otras cosas por la multitud de paraguas y la estrechez de la vía en obras.

En la concentración ha participado el secretario general de CCOO Madrid, Jaime Cedrún, que ha considerado que la asistencia ha sido “potentísima” y ha defendido que los pensionistas no pueden perder poder adquisitivo cuando la economía está creciendo por encima del tres por ciento.

Así, Cedrún ha pedido la derogación de la reforma de 2013 y del factor de sostenibilidad para dejar de “amenazar” y “meter miedo a la población”. En la misma línea, ha exigido que se deje de crear incertidumbre alrededor de las futuras pensiones de los jóvenes.
Pensionistas hacen frente a la lluvia y se manifiestan en Madrid para protestar por la subida del 0,25%

“Lo que exigimos es que se reúna el pacto de Toledo y se pongan a debatir el futuro de la financiación de las pensiones”, ha apuntado el secretario general de CCOO, que ha asegurado que las pensiones se podrían mantener y ligar a la subida del IPC sin subir los impuestos a los trabajadores, sino con una financiación del Estado a la Seguridad Social consiguiendo que las grandes fortunas y corporaciones “paguen lo que no están pagando y deberían pagar”.

Por su parte, el secretario general de UGT Madrid, Luis Miguel López Reillo, también ha defendido la derogación de la reforma de 2013 y del factor de sostenibilidad y ha calificado de “numerosísima” la asistencia a la concentración.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.