EEUU inicia la guerra comercial mundial al poner aranceles al acero y aluminio

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado la imposición de aranceles de un 25% a las importaciones de acero y de un 10% a las de aluminio, si bien ha excluido de la medida a Canadá y México.

El mandatario estadounidense ha descrito las prácticas comerciales en estos mercados como “un asalto” a Estados Unidos, al tiempo que ha defendido el traslado de empresas al país norteamericano.

“Si no quieren pagar impuestos, traigan su planta a Estados Unidos”, ha sostenido, antes de insistir en que la producción nacional es necesaria por razones de seguridad nacional.

Asimismo, ha ofrecido exenciones a los aranceles al acero y el aluminio a los países que traten a Washington “con justicia al comerciar”, añadiendo presión a Canadá y México, con los que Estados Unidos renegocia el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TCLAN).

El ministro de Economía de México, Ildefonso Guajardo, ha rechazado cualquier vinculación con el TCLAN y ha resaltado que “bajo ninguna circunstancia (el diálogo) estará sujeto a ningún tipo de presión”. Asimismo, el ministro de Comercio Exterior de Canadá, François Philippe Champagne, ha dicho que el país no aceptará ningún arancel o cuota por parte de Estados Unidos.

Trump ha exigido además concesiones a la Unión Europea (UE), pues se queja de que el trato a los vehículos estadounidenses es injusto, y ha amenazado con subir los aranceles a las importaciones de vehículos desde Europa.

“Si Donald Trump pone en práctica las medidas esta tarde, tenemos todo un arsenal a nuestra disposición para responder”, había advertido el comisario europeo de Asuntos Financieros, Pierre Moscovici, antes del anuncio oficial en Washington.

Las contramedidas incluirían aranceles en Europa a las naranjas, el tabaco y el bourbon de Estados Unidos. También se mencionaron las motocicletas Harley Davidson Inc, que se fabrican en Wisconsin, el estado que representa el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan.

Tras el anuncio, el senador republicano Jeff Flake ha anunciado que presentará un proyecto de ley para anular la medida de Trump, que ha sido criticada por el presidente del Comité Financiero del Senado, Orrin Hatch. Hatch ha señalado que trabajará con la Casa Blanca para “mitigar el daño” que provocará la decisión del mandatario estadounidense.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.