Puigdemont hace peligrar la investidura al continuar como diputado

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont ha rechazado tajantemente dejar su acta de diputado para facilitar la mayoría independendista en la Cámara catalanar subrayando que de hacerlo eso significaría “entrar en el marco mental del represor”.

Se da la circiunstancia que durante la sesión de investidura, prevista para el próximo lunes, aunque finalmente Sànchez obtuviese el permiso  para ser investido, de momento no tendría los votos necesarios para lograrlo porque no todos los diputados de JxCat y ERC pueden votar, y porque la CUP rechaza por ahora votar a favor. 

Por su parte, el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha alertado de que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena estará prevaricando si no permite la investidura del candidato de JxCat, Jordi Sànchez.

En una entrevista recogida por Europa Press que publica este viernes ‘El Punt Avui’, Puigdemont ha subrayado que “un juez no puede decidir quién debe ser el presidente de la Generalitat”, sino que eso debe hacerlo el Parlamento catalán.

“¿Qué se ha creído el señor Llarena? No puede condicionar la decisión de un órgano soberano y, si decide que no –puede salir de la cárcel para ser investido–, estará prevaricando y ante un prevaricador no podemos plegarnos”, ha avisado.

 

También ha subrayado que no descarta volver a ser presidente de la Generalitat pero ahora ha decidido dar paso a Sànchez porque “la prioridad es levantar el 155”.

Puigdemont ha apelado a “no poner barreras de ortodoxias partidistas” y actuar con unidad, como la que precisamente ha permitido alumbrar un acuerdo de Govern entre JxCat y ERC, que ahora debe valorar la CUP.

Precisamente sobre el nuevo Govern, Puigdemont ha detallado que se ha pactado en base al “principio de restitución: si puede ser el mismo vicepresidente –Oriol Junqueras– y el mismo portavoz y conseller de Presidencia –Jordi Turull–“.

Si finalmente la investidura y el acuerdo de Govern no llega a buen puerto deberán convocarse elecciones y, si bien “no serían una tragedia, es algo que no quiere nadie”. “Que quede claro que si vamos a elecciones será porque el Estado español no ha aceptado el resultado del 21 de diciembre”, ha alertado.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.