“Si el decreto del catalán acaba en los juzgados tiene el 60-70% de salir bien”

Por María Jesús Almendáriz

En el Govern parece que están más que tranquilos ante un futuro recurso que podrían presentar quienes están radicalmente en contra del decreto del catalán en la Sanidad balear.

Y lo están porque según ha sabido mallorcaconfidencial.com si el decreto acaba en los juzgados “tiene un 60-70% de salir bien”.

Las mismas fuentes cercanas al Consell Consultiu afirman: “En el Govern pueden tener cierta tranquilidad, porque el decreto está bastante bien asegurado”.

Además “a ver que juez se atreve a suspender las oposiciones”, sentencian.

Las mismas fuentes, aunque expertas en asuntos judiciales, entienden que el decreto del catalán es un tema político, ya que si se eliminase, “todos los médicos y personal sanitario, debería tener el nivel C de catalán, como así lo exige la Ley de la Función Pública para los empleados que trabajan en la Administración de Baleares”.

En marzo del pasado año, el Govern de Armengol aprobaba un decreto mediante el cual convertía en requisito el catalán para acceder a un puesto de la Adminstración autonómica. Con ayuda de Més, Podem y el PI habían votado en 2016 en el Parlament a favor de que el Ejecutivo de la socialista Armengol cambiara la Ley de la Función Pública de la época de José Ramón Bauzá.

Según esta Ley, modificada en 2012 por Bauzà, el catalán pasó a ser un mérito y no un requisito. Bauzà cambió la Ley, los socialistas la recurrieron por inconstitucional pero en 2013 es el propio Tribunal Constitucional el que dio la razón al popular Bauzà.

Sin embargo poco duró este pronunciamiento del Constitucional porque, como ya hemos apuntado, el Govern de los socialistas-soberanistas a golpe de decretazo volvió a imponer el requisito del catalán para acceder a un trabajo en la Administración balear.

Por lo tanto entienden las fuentes consultadas por mallorcaconfidencial.com, que tanto la plataforma Mos Movem, como Actúa Baleares, PP balear, el sindicato CSIF y el de médicos Simebal, no tendrían nada que hacer tanto si acuden a los juzgados, como si se echan mano de la norma vigente.

Por lo tanto, afirman las mismas fuentes a este digital, si “nos atenemos a esta norma” incluso el actual decreto para la sanidad, que ha rebajado algunos niveles para médicos, enfermeros, auxiliares y bedeles, habría que corregirlo y elevar estos niveles al C, que es lo que se pide al resto de funcionarios o trabajadores de la comunidad autónoma.

LOS NIVELES QUE EXIGE EL ACTUAL DECRETO

Recordamos que tal y como está ahora el decreto, médicos y enfermeros deberán acreditar el nivel de catalán B1 (elemental) y los auxiliares de enfermería y celadores el nivel A2 (básico). En caso de que no lo tengan cuando accedan a las oposiciones, se ha determinado el plazo de 2 años para que puedan sacárselo.

Los trabajadores de Sanidad, pero que están asdcritos a labores administrativas, deberán acreditar el nivel C, como rige en el resto de la Administración autonómica.

DOCTRINA JURÍDICA DE CATALUÑA

Sin embargo habría que tener en cuenta la doctrina jurídica que existe en otras zonas de España con lengua propia como Cataluña, donde precisamente un médico de Tarragona interpuso en 2012 una demanda contra la obligación de usar el catalán en detrimento del castellano. 

En el 2015, según el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña los funcionarios de aquella comunidad autónoma no estaban obligados a dirigirse en catalán a los usuarios, ni a hablar entre ellos en esta lengua, ni a iniciar las conversaciones telefónicas usándola en exclusiva.

Este fallo judicial, con fecha del 9 de diciembre de 2015, anulaba la obligatoriedad de utilizar la lengua autómica como idioma preferente en la atención a los usuarios, en las relaciones profesionales y en las llamadas de teléfono.

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.