Dentistas advierten de que piercing en labios y lengua pueden ser peligrosos

Los piercing pueden parecer inofensivos, dado que se utilizan a modo de adorno corporal. Sin embargo, dependiendo de dónde estén ubicados conllevan sus riesgos. Así lo ha confirmado el El Consejo General de Dentistas.

Estos pendientes en la zona de la lengua y en los labios pueden provocar, atención, problemas de salud. Algunas tan graves como fracturas y fisuras en los dientes. Además de hipersalivación o infecciones graves.

El principal problema, advierten los dentistas, es que las personas que los llevan adquieren el hábito de “morderlos”. O, bien, insisten, en “jugar con ellos empujándolos contra los dientes”. Un mal hábito que puede producir, como decíamos, fracturas y fisuras en el esmalte dental.

También, alertan de que en la boca se reproducen cientos de bacterias, con lo que la higiene es muy importante. No solo en el momento de hacerse el piercing, recuerdan. Y es que, si no se cumplen unas pautas se puede desarrollar una infección que “podría llegar al torrente sanguíneo y alcanzar a otros órganos”.

En este sentido, los dentistas aseguran que algunas de estas infecciones “pueden ser tan graves” como el VIH y la hepatitis B.

Por todo ello, recomiendan una serie de medidas como que la persona que se ha hecho el piercing no fume, no beba alcohol y no consuma grasas hasta que no haya cicatrizado.

Utilizar enjuagues antisépticos indicados por los dentistas, comprobar, con las manos limpias, el ajuste del piercing de forma periódica para evitar asfixias, retirarlo si se practica algún deporte de contacto o se usan protectores bucales y acudir al dentista si aparece una infección en la zona, son otros de los consejos de los expertos.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.