Sindicato de ambulancias demandará al GSAIB por obstrucción a la información

Por Josep Medrano

El sindicato de Formación Sindical de Técnicos en Emergencias Sanitarias (FS-TES) demandará a la empresa pública Gestió Sanitària i Assistencial de les Illes Balears (GSAIB), que desde el 1 de abril gestiona el servicio de ambulancias, por obstrucción a la información al no ofrecerles ninguna información o documentación sobre el proceso de subrogación que se ha llevado a cabo.

El presidente del FS-TES, Rubén Marcos Uroz, ha confirmado a mallorcaconfidencial.com que los dirigentes de la empresa no les han pasado la documentación porqué “están saturados, cuando los hemos visto tranquilamente sentados dando entrevistas”. “No nos pones excusas, directamente no nos contestan”, añade Uroz.

El representante sindical afirma que le gustaría tener información de cómo y por qué se realizaron nuevas contrataciones cuando una trentena de contratos temporales no se subrogaron y expiraron. “Y no estamos hablando de contratos de corta duración, sino de contratos de, en algún caso, más de cuatro años”, explica Uroz.

En este sentido, el presidente del FS-TES asegura que desconocen “el sistema de contratación que tiene la empresa. No sabemos si es por el SOIB, por bolsa de trabajo o cualquier otro”. También asegura que “nos están negando las listas” de trabajadores indefinidos que han sido subrogados a la nueva empresa, “aunque suponemos que han sido todos porqué nadie se ha quejado”.

Tampoco tienen ningún tipo de contrato que garantice su categoría profesional. Actualmente hay muchos conductores de ambulancia que han perdido su puesto por no tener el carnet C, y han sido recolocados como ayudantes o a trabajos logísticos en las naves. “Pero no tenemos ningún documento que asegure que, si consiguen el carnet C, vayan a recuperar su puesto, cargo o sueldo”, denuncia el presidente del FS-TES.

Por otro lado, tampoco ha sido notificado el nuevo organigrama de dirección. Uroz denuncia que “ningún jefe se nos ha presentado formalmente”. Si son conocedores, por otras fuentes, que la antigua dirección ha sido subrogada “en su totalidad” y que también se han hecho nuevas contrataciones para la dirección.

“No conocer a nuestros jefes” les ha provocado problemas laborales, como “no saber a quien reclamar si hay problemas, por temas de horarios, turnos o vacaciones”, las cuales se han modificado después de la subrogación. “No sabemos nada de nada”, critica Uroz.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.