Los pacientes estarán en el nuevo Son Dureta de 30 días a 3 meses de media

El nuevo hospital de Son Dureta ofrecerá 542 camas en habitaciones especialmente diseñadas para garantizar el bienestar de los pacientes durante estancias que podrán ir desde los 30 días hasta los 3 meses de media.

Durante ese periodo, los pacientes recibirán tratamientos y curas dirigidas especialmente a la estabilización de la enfermedad, la rehabilitación y la recuperación de la autonomía personal, según han informado este jueves la presidenta Francina Armengol, y la consellera de Salut, Patricia Gómez.

Armengol y Gómez han presentado el plan funcional de este nuevo centro sanitario, cuya licitación asciende a 4,1 millones de euros.

Precisamente, hoy se ha licitado el concurso de ideas para seleccionar el proyecto arquitectónico más idóneo que se llevará a cabo en el viejo recinto hospitalario.

La presidenta Armengol ha indicado que el proyecto del nuevo Son Dureta es “ambicioso pero también realista”, y ha resaltado el carácter “emblemático” del recinto que el Govern recuperará, así como el vínculo sentimental que tiene para mucha gente”.

Armegol ha valorado que el plan funcional de los dos edificios (A y B) con uso sanitario que tendrá Son Dureta ha sido elaborado de manera “participada“, pensando en la planificación de las necesidades del futuro.

La presidenta ha informado que de manera inminente se licitará esta obra para derribar el bloque materno y el de consultas externas, donde se ubicará un nuevo edificio.

El plan funcional elaborado por el Servicio de Salut de Balears prevé la construcción de un edificio nuevo de larga estancia (B) y la remodelación del edificio semicircular para ingresos de media estancia (A).

Los dos bloques albergarán un conjunto de servicios especialmente dirigidos a personas con enfermedades crónicas diagnosticadas que no requieren tratamientos invasivos, ni alta tecnología.

Principalmente recibirán cuidados y servicios de rehabilitación y estimulación cognitiva que les permita recuperar autonomía personal y calidad de vida.

El edificio semicircular (A) tendrá una superficie aproximada de 33.000 metros cuadrados y un coste estimado de 50 millones de euros y albergará un centro de media estancia con 300 camas en habitaciones dobles de uso individual con baño adaptado. Además, la unidad de hospitalización contará con una sala para pacientes y familiares.

Estará destinado a la convalecencia de pacientes, generalmente con enfermedades crónicas que necesiten tratamiento, cuidados o rehabilitación en un centro de media estancia como consecuencia de una descompensación, o bien después de una intervención traumatológica o porque requieren los cuidados del servicio de neurorrehabilitación.

Asimismo, el edificio albergará un hospital de día, la Unidad de Demencia con Trastorno de Conducta, para pacientes con demencia asociada a patologías como el parkinson o la enfermedad de Huntington, la Fundación Banco de Sangre y Tejidos, y un espacio destinado a las asociaciones y otros servicios.

En cuanto al edificio B, de nueva construcción, tendrá una superficie de 35.000 metros cuadrados y un coste estimado de 55 millones de euros.

Albergará un centro de cuidados especiales de larga estancia para personas con enfermedades crónicas y dependencia elevada que necesiten ingresar para recibir cuidados complejos y continuados que no se pueden proporcionar en el domicilio.

Contará con 242 camas con dimensiones y comodidades adecuadas para los pacientes y familiares de acuerdo con la estancia media, que oscila entre 2 y 3 meses.

Las unidades de hospitalización serán habitaciones dobles con uso individual y baño adaptado. Cada unidad contará con una sala común para pacientes y familiares.

Además, este proyecto incluye, dentro del edificio B, un centro de salud que atenderá a una población estimada de 20.000 personas y un SUAP, Servicio de Urgencias de atención Primaria, que dará asistencia a unas 120.000 personas

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.