Trump insiste en que no irá a la reunión con Kim Jong Un si cree que no es “fructífera”

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha insistido este miércoles en que se retirará de la reunión con el líder norcoreano, Kim Jong Un, a menos que la cumbre resulte “fructífera”, según ha recogido la agencia de noticias Yonhap.

“Si no creo que vaya a ser fructífera no iré”, ha asegurado el magnate neoyorquino, que ha indicado que hará todo lo posible por mantener una reunión “de gran éxito” con Kim a pesar de todo. “Si no lo es, con respeto dejaré la reunión”, ha añadido.

Trump tiene intención de reunirse con el líder de Corea del Norte en mayo o a principios de junio para abordar la cuestión de la desnuclearización de la península de Corea. La cumbre constituiría un encuentro sin precedentes para ambos países, que no mantienen relaciones diplomáticas.

Este mismo martes, el diario estadounidense ‘The Washington Post’ ha informado de que el director de la CIA, Mike Pompeo, se reunió con Kim a principio de abril en Corea del Norte. Trump ha confirmado este miércoles dicha información y ha asegurado que se ha establecido una “buena relación” con Pyongyang.

“No repetiremos los errores de las anteriores administraciones”, ha aseverado el dirigente estadounidense tras reunirse con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, en el estado de Florida. “Nuestra campaña de presión máxima continuará hasta que se produzca una desnuclearización”, ha añadido.

Los Estados Unidos se encuentran actualmente negociando la liberación de tres estadounidenses que se encuentran retenidos en Corea del Norte y que continuará haciendo lo posible para garantizar su liberación y la de los ciudadanos japoneses secuestrados hace décadas.

En relación con la liberación de los tres estadounidenses, un alto cargo de la Administración ha expresado este miércoles que el Gobierno alberga la esperanza de lograr su puesta en libertad. La Casa Blanca ha asegurado este martes que la situación de los tres estadounidenses detenidos en Corea del Norte será un factor en las cualquier conversación entre Washington y Pyongyang.

Los Estados Unidos no cuentan con embajada en Pyongyang y depende de Suecia, la así llamada potencia protectora estadounidense en el país, para llevar a cabo el trabajo consular, especialmente para ayudar a los ciudadanos estadounidenses en problemas.

Abe, por su parte, ha aseverado durante su visita a la residencia de Trump en Mar-a-Lago que “hay que acabar con las armas nucleares” y ha afirmado que lo ideal sería “terminar con ellas en todas las partes del mundo”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.