Echan de plaza de Cort a vecinos y propietarios terrazas Santa Catalina

Por María Jesús Almendáriz

Los esperaba un furgón de la Policía Nacional y varios policías locales que observaban los movimientos de los vecinos y propietarios de bares y restaurantes de Santa Catalina que acababan de llegar a la plaza de Cort con sus camisetas reivindicativas.

Los catalineros decidieron este jueves visibilizar su malestar y desacuerdo con la nueva ordenanza que pretende poner en marcha Cort y que deja a los propietarios de bares y restaurantes de esta emblemática zona de Palma sin la mayor parte de sus ingresos, ya que acabará con la mitad de las terrazas.

Vecinos Santa Catalina 3 como objeto inteligente-1De un vehículo descargaron sillas y mesas para realizar la performance de lo bien que se está en un terraza con amigos, familiares o simplemente solos tomando un café, una copa, un tentempié o una comida en toda regla.

Santa Catalina TerrazasJóvenes empresarios, trabajadores y vecinos, acompañados de su mascota, un magnífico labrador, y de algún que otro bebé, todos con la camiseta reivindicativa, disfrutaban de la terraza improvisada con música de un grupo en directo que también formaba parte de este espectáculo callejero que no molestó a nadie porque se instalaron en la zona del gran árbol, solo transitada por los viandantes, la mayoría turistas.

Vecinos Santa Catalina 1 como objeto inteligente-1LOS AGENTES DE LA POLICÍA LOS OBLIGAN A PLEGAR SILLAS Y MESAS

Pero la performance no había hecho más que empezar cuando dos agentes municipales se acercaron y preguntaron por la portavoz. La presidenta de la Associació de Veïns y Amics de Santa Catalina, Jacinta del Pilar Galindo, le explica que tienen permiso de manifestación/concentración.

Pero uno de los agentes le dice que están haciendo una ocupación. Inmediatamente Galindo dice a todos que se levanten de sus asientos, pero insta a los agentes a que le enseñen la normativa que afirman aplica el alcalde soberanista y se dirige hacia el interior de Cort con intención de hablar con el propio Antoni Noguera. 

Al poco tiempo regresa a la terraza improvisada y comunica a sus compañeros que tienen 5 minutos para recoger todo, pero tanto la Policía Nacional como la Local no intervienen inmediatamente y dejan, ante el buen ambiente y tranquilidad que muestran los concentrados, que el grupo musical amenice con buen acierto la singular situación.

DE LA DEGRADACION Y LAS DROGAS A UNA DE LAS MEJORES ZONAS

Tal y como subraya la Asociación de Vecinos y Amigos de Santa Catalina, el hecho es que la nueva ordenanza municipal, pendiente de aprobación, “pretende limitar el uso de la vía pública retirando una buena parte de las microocupaciones concedidas en aplicación de la Ley del tabaco en los locales comerciales”.

Y como consecuencia reduce la ocupación a menos de 2,50 metros, “lo que suprimiría la mitad de las terrazas existentes en el barrio”, alertan.

Por lo que “el perjuicio para el comercio local y la contratación laboral se verían afectados gravemente, así como el carácter del barrio conseguido con esfuerzo para rescatarlo de la degradación a la que estaba sometido en lo ochenta y parte de los noventa”, recuerdan al gobierno municipal.

Vecinos Santa Catalina 2

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.