La ambulancia del último deseo podría llegar a España

Siempre de guardia para salir con su ambulancia y atender el último deseo. El primer sueño que cumplió Kees Veldboer, conductor holandés de ambulancias, fue en 2006.

Entonces hizo que un marinero enfermo terminal volviera a navegar por los puertos de Rotterdam. Doce años después, Kees ha convertido los sueños de esos pacientes en una urgencia. Los acerca al mar, al parque de atracciones o, simplemente, hace posible que se den un suculento homenaje al paladar.

Especialista de los sentimientos que ahora trae a España su unidad de cuidados emocionales.

En Murcia ya se están planteando poner en marcha esta iniciativa solidaria para que los sueños incumplidos tengan una cura.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.