La conductora que mató a un ciclista en Sineu hace 2 años, llorando, pide perdón

La conductora que atropelló mortalmente a un ciclista en Sineu en 2016 ha hecho uso este viernes del turno de última palabra durante el juicio para manifestar públicamente que recuerda el accidente “todos los días” y pedir perdón a la familia.

La mujer ha roto a llorar durante esta intervención, en la que al final se ha girado para mirar a la familia del fallecido y, en francés, asistida por un intérprete, les ha pedido disculpas.

La Fiscalía ha mantenido la petición de tres años y nueve meses de cárcel para la acusada, mientras que la acusación particular solicita cuatro años y considera que la mujer está haciendo “teatro” para conseguir una rebaja de la condena.

El fallecido era un agente de la Policía Local de PalmaEn el momento del siniestro, iba en bicicleta junto a su hijo menor de edad por la carretera de Sineu. El accidente tuvo lugar a mediados de septiembre de 2016.

El fiscal ha resaltado que la mujer ha reconocido los hechos y cree que ha quedado acreditado que condujo después de haber consumido una “ingente cantidad de alcohol que le impedía manejar bien el vehículo”.

La acusación pública ha recordado que las pruebas de alcoholemia arrojaron resultados de 0,94 y 0,98 miligramos por litro, casi cuatro veces más que el máximo permitido. Para enfatizar esto, también ha incidido en que el dueño del bar en el que estuvieron bebiendo se negó a servirles más copas porque ya estaban muy alteradas.

Finalmente, el fiscal cree que ha quedado probado que el lugar del accidente era una “recta clara” en la que “el sol no deslumbraba” y donde se podía ver a los ciclistas a mucha distancia.

EL ABOGADO DE LA FAMILIA CALIFICA A LA ACUSADA DE “DRAMÁTICA” Y “DE LLANTO FÁCIL”

Por su parte, el abogado de la familia, Diego Wencesblat, se ha mostrado escéptico ante el arrepentimiento mostrado por la acusada, a quien ha acusado de “dramática” y “de llanto fácil”. “Ha mentido en todo momento y está haciendo un teatro impresionantemente bueno“, ha aseverado.

El letrado sospecha que la mujer quiere “eludir su responsabilidad penal lo máximo posible” y ha recordado al juez que “la víctima no es ella” en este juicio, sino los familiares del fallecido. Tampoco se cree que las cantidades que ha pagado en reparación del daño sean “los ahorros de toda su vida” porque no se han presentado pruebas para acreditar tal esfuerzo.

La acusación particular ha argumentado que “el arrepentimiento se demuestra con hechos” y en este sentido, ha protestado porque la familia “no ha recibido ni una carta ni una llamada” para pedir perdón.

El abogado de la acusación ha reprochado a la defensa que pida una pena de “menos que una simple alcoholemia de control rutinario” cuando la mujer “ha matado a una persona joven, cuya pareja estaba encinta y deja una familia totalmente destrozada”.

También ha hecho hincapié en el estado del hijo menor del fallecido, que lo acompañaba en el momento del siniestro, y que ahora “sufre de terrores nocturnos” como secuela porque “vio morir a su padre en el suelo”. El niño fue alcanzado por el impacto pero sólo sufrió lesiones leves.

Además, el abogado ha recordado que la acusada y su acompañante “intentaron confundir a la Policía” sobre quién conducía el vehículo.

Por ello, la acusación particular pide la pena máxima tipificada y la retirada del carnet, además de indemnizaciones para los familiares y allegados. En concreto, pide que la acusada indemnice también a la ex pareja del fallecido, madre del menor implicado, por los perjuicios económicos puesto que deberá hacerse cargo sola de su mantenimiento y educación.

LA DEFENSA PIDE SIETE MESES DE CÁRCEL

Finalmente, la defensa pide apreciar una atenuante muy cualificada de reparación del daño y que se condene a la mujer a siete meses de cárcel. El abogado defensor ha mantenido que la mujer ha entregado “todo lo que tenía ahorrado junto a su pareja” y que si tardó en pagarlo fue porque estaba en la cárcel.

Obviamente reparar el daño en este tipo de delitos es imposible“, ha matizado el letrado, que ha argumentado que la mujer ha consignado cantidades “a pesar de que sabía que el seguro iba a pagar todo”.

La defensa también ha argumentado que la mujer pidió perdón en una declaración y que por ello consideraban que se habían hecho llegar las disculpas a través de su abogado.

Igualmente, ha resaltado el testimonio de un conductor que circulaba justo detrás de la mujer y que presenció el accidente, que “en ningún momento vio exceso de velocidad” ni que la mujer y su pareja se abrazaran o besaran.

Por otro lado, el abogado de la entidad aseguradora ha rechazado que se indemnice a la expareja del fallecido porque considera que no cumple los requisitos para ostentar la condición de perjudicada al llevar separada de la víctima desde 2010.

El juicio ha quedado visto para sentencia y se ha acordado levantar la medida cautelar que obligaba a la mujer a comparecer semanalmente en el consulado de España.

El fallecido era un agente de la Policía Local de Palma. En el momento del siniestro, iba en bicicleta junto a su hijo menor de edad por la carretera de Sineu. El accidente tuvo lugar a mediados de septiembre de 2016.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.