90 alumnos participan en Santanyí en unas jornadas de retos cooperativos

Conseguir que, desde muy pequeños, niños y niñas aprendan a trabajar en equipo, respetando el trabajo de todo el mundo y contando con la opinión de todos los miembros, es uno de los principales objetivos de Hormigas Cooperativas.

Este es un proyecto telemático cooperativo de ámbito educativo, donde alumnos de diferentes escuelas, después de experimentar retos cooperativos en la clase de educación física inventan nuevos, los comparten con otras escuelas, los prueban, mejoran y hacen una valoración.

El proyecto se desarrolla principalmente en catalán y desde el área de educación física, pero requiere de otras actividades como puedan ser el uso de las nuevas tecnologías, tutoría y /o lengua.

En Mallorca hace ya dos años que diferentes centros participan en el proyecto, y  este viernes se ha celebrado un encuentro en Santanyí con cuatro escuelas: el CEIP Migjorn de Cas Concos, el CEIP Reina Sofía de s’Horta, el CEIP Calonge, y el CEIP Blai Bonet de Santanyí. Se ha celebrado el acto final del proyecte Hormigas Cooperativas de la isla del curso 2017-18, donde se han unido todos los alumnos que han participado en la escuela Blai Bonet.

En el mismo, han participado muchachos y muchachas de sexto y quinto de primaria de los cuatro centros; un total 90 alumnos que han sido divididos en grupos de 5 formando equipos
cooperativos para superar diferentes retos. Un reto cooperativo es una actividad que sólo se puede superar con la participación activa de todos los miembros del grupo. Si un reto sólo lo logra una parte de los componentes del grupo, no es cooperativo. Además, hay de haber un objetivo claro a conseguir y un elemento motivador (tiempo, distancia, puntos, limitaciones de espacio o normas.)

El reto tiene que ser adecuado a la edad (ni muy fácil ni muy difícil) y durante el curso 2017-18, cada centro va creando los suyos, los valora y los perfecciona. Después, a través de herramientas telemáticas, las escuelas intercambian los retos para que vuelven a valorar y mejorar. El encuentro de Santanyí ha servido para ponerlos todos los retos en común y comprobar cómo alumnos de diferentes centros que se acaban de conocer pueden trabajar juntos para lograr objetivos comunes.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.