Fanny Tur liga la polémica del catalán en la Simfònica al máster de Cifuentes

Por María Jesús Almendáriz

Por lo que se ve los pianos, las trompetas, las guitarras, los violines, el tambor, y así hasta un largo etcétera saben, sienten, y presienten si un músico sabe catalán o no. Y si no lo saben tocan mucho peor porque la materia de los instrumentos sólo entiende catalán.

Una premisa de locos que se puede aplicar perfectamente a lo que está sucediendo en estos momentos en la Simfònica de Balears, dirigida por un madrileño y que defiende el sinsentido en el que ha entrado esta especie de empresa pública del Govern, gobernada por los soberanistas-independentistas de MÉS, al aplicar los mismos baremos de conocimiento del catalán que en cualquier otro departamento de la comunidad autónoma para cumplir con la inmersión de normalización lingüística.

Y ésta es la conclusión que se extrae de la intervención de este martes de la consellera Cultura, Fanny Tur, en el Parlament cuando le han preguntado si un intérprete que haya pasado la prueba musical con un 5 y tenga título de catalán entrará antes en la bolsa de trabajo de la orquesta que uno sin catalán con una nota de 10 en el examen de interpretación.

Tur, ha salido por peteneras, o mejor dicho ha salido por ball pagés y ha dicho que las noticias sobre la preferencia de los músicos con título de catalán para los contratos temporales en la Simfònica de Balears surgieron “en un momento muy oportuno en el que se hablaba del máster de la señora (Cristina) Cifuentes“.

Es obvio que la consellera ha eludido en el pleno del Parlament responder a lo que se le preguntaba porque es lo que se aplica, tal y como confirmó en una entrevista el propio director de la orquesta, y ha subrayado que la Simfònica dispone ahora de la “tranquilidad” que perdió cuando gobernaba el PP.

La consellera ha asegurado que “la prioridad es la excelencia musical” y ha detallado que se han presentado “más de 200 solicitudes para entrar en el bolsín de la orquesta”, lo que prueba que el catalán no es un obstáculo.

A su juicio, el PP no tiene credibilidad para criticar su gestión porque “su nivel musical se quedó en ‘Soy el novio de la muerte'” y sus dirigentes no van a los conciertos.

Tur ha respondido así a las críticas de la diputada del PP Sara Ramón, quien ha señalado que las bases del concurso para la bolsa de contratos temporales de la Simfònica son claras a la hora de determinar que los titulados de catalán tienen preferencia.

Ramón ha reprochado al Govern su diversidad de criterios, ya que en la última convocatoria de empleo en el Conservatorio Superior de Palma no se requería titulación de catalán.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.