Nadal quiere seguir con su buena racha en el Barcelona Open Banc Sabadell

El tenista mallorquín Rafel Nadal comenzará este miércoles el asalto a su undécimo título en el Barcelona Open Banc Sabadell-66 Trofeo Conde de Godó, puntuable para la ATP y que se disputa sobre tierra batida, una superficie sobre la que el de Manacor ha empezado de forma demoledora, lo que le hace presentarse una vez más como el rival a batir.

El número uno del mundo aterriza en el primer torneo de ‘casa’ con las buenas sensaciones dejadas tanto en la Copa Davis como en Montecarlo, donde se coronó por undécima ocasión también y sumó su trigesimoprimer título de un evento de la ATP de esta categoría, el que más tras desempatar con el serbio Novak Djokovic.

Desde su vuelta a las pistas tras su abandono en los cuartos de final del Abierto de Australia, el de Manacor ha dejado clara su condición de casi imbatible sobre la arcilla roja. Y es que ni la de la Plaza de Toros de Valencia, en la eliminatoria ante Alemania, ni en la del Principado nadie ha sido capaz de discutirle esta supremacía y el diez veces campeón de Roland Garros llegará al Godó sin haber perdido un set en sus siete partidos en esta superficie.

Nadal se mostró demoledor en Montecarlo y no dio ninguna opción a sus rivales, muchos de ellos también presentes en Barcelona, dispuestos a intentar frenarle y poner fin a su reinado tanto en el torneo como en el circuito, ya que una derrota le daría el número uno del mundo al suizo Roger Federer. El tenista español conquistó Montecarlo cediendo únicamente 21 juegos, sólo dos ante uno de los considerados rivales más capacitados para heredar su trono en tierra, Dominic Thiem.

El austriaco, finalista el año pasado ante el de Manacor, estará también presente en la capital catalana, al igual que el japonés Kei Nishikori, doble campeón en 2014 y 2015, y el serbio Novak Djokovic, que se apuntó a última hora y logró una invitación de la organización que contará con una participación de lujo ya que también está el búlgaro Grigor Dimitrov, semifinalista en el Principado ante el pupilo de Carlos Moyà.

Thiem no está en este caso en el camino de Nadal, ya que va por el otro lado del cuadro junto al belga David Goffin, pero sí el nipón y el de Belgrado, hipotéticos rivales en octavos y en cuartos de final. respectivamente, lo que endurece el camino hacia una nueva final del jugador de 31 años, que debutará este miércoles contra su compatriota Roberto Carballés, contra el que nunca se ha enfrentado y que este año ya ha ganado su primer título como profesional, en la tierra de Quito.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.