El acusado de matar a su mujer confesó , según un policía, “espontáneamente”

Un inspector del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) que participó en la investigación del estrangulamiento a una mujer en Palma en el año 2016 ha explicado que el acusado, su marido, confesó los hechos “espontáneamente”. “Dijo que había discutido con su mujer, que le había golpeado varias veces con una tetera y que, después, la había estrangulado”, ha detallado el funcionario.

El acusado, un hombre de unos 60 años, está siendo juzgado durante estos días en la Audiencia Provincial por un jurado popular. La Fiscalía pide 25 años de cárcel por asesinato. La defensa rechaza este relato, y pide la absolución y subsidiariamente que se considere un delito de homicidio, con una pena de siete años de prisión.

Por su parte, el primer policía que tuvo contacto con el investigado, ha explicado que encontraron al hombre dormitando, con el torso desnudo y manchado de sangre. Cuando se despertó estaba “desubicado” y entonces ya acabó diciendo: “He discutido con mi mujer, la he matado”, aunque no entró en más detalles.

Asimismo, otro policía, que también ha declarado como testigo, ha explicado que cuando lo encontraron, el investigado estaba “desorientado” y profirió expresiones como “¿qué ha pasado?, ¿dónde estoy? o ¿dónde está ella?”. “Estaba poco comunicativo”, ha precisado otro policía, que también ha intervenido en el juicio.

Tal como han señalado, en el lugar de los hechos se encontró un escrito en el que se podía leer: “Estoy cansado de chantajes, que Dios me perdone” y en el que se informaba de la existencia de un “sobre cerrado” en otra vivienda de su propiedad.

Fue en el transcurso de ir a buscar este sobre, en el furgón policial, cuando el acusado explicó “espontáneamente” los detalles de cómo había matado a su esposa a los agentes presentes, según ha informado el inspector de policía.

Tanto el inspector, como el resto de funcionarios que han declarado, han detallado que había “sangre” por distintas habitaciones de la casa y que en la cocina había evidencias de una discusión y “marcas de arrastre” por el pasillo hasta el baño.

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.