Cómo proteger tu inversión en criptomoneda

La moneda digital está en alza, no tanto como instrumento de pago (por lo que fue creada) sino como activo de inversión. En este aspecto la seguridad cobra bastante importancia ya que en la red es difícil “poner puertas al campo”. Hemos visto como en los últimos tiempos los robos de criptomonedas están sucediendo, motivados por su gran aumento de valor.

El usuario para poder operar con criptomonedas tiene que usar monederos, y existen diferentes tipos, con diferentes grados de seguridad.

Tipos de monederos

Antes que nada, revisemos qué es un monedero. Un monedero es una interfaz que da acceso a la red en la que opera, permitiéndonos gestionar nuestras criptomonedas. Al igual que desde una cuenta bancaria tenemos acceso a nuestros ahorros, el monedero almacena nuestras claves de acceso a la red donde Blockchain almacena nuestras criptomonedas.

Monederos para ordenador. Son bastante seguros ya que almacena la clave en el propio ordenador y así evita que sea robada en caso de que la web sea hackeada. La clave suele estar encriptada, proporcionando un grado de seguridad extra. Entre los más famosos encontramos a Jaxx, Copay o Exodus.

Monederos para teléfonos o tablets. Si nos encontramos fuera de casa y queremos hacer un pago nos encontramos con esta opción. Son aplicaciones en la que guardamos nuestras claves de acceso, pero no son “carteras completas” ya que por seguridad no llega a descargar todo el bloque entero. Es ideal para el pago de pequeñas cantidades. Entre los más conocidas tenemos BreadWallet, Electrum o CoPay.

Monederos web. Son los más usados. Diferentes webs ofrecen comparativas según el bróker que vayamos a usar, Coinlist muestra esta herramienta de monedero de Bitcoin, un método de almacenaje que funciona desde cualquier navegador proporcionando una gran accesibilidad. El cliente nunca llega a almacenar la clave de su monedero, lo hace en servidores externos de la empresa que presta el servicio. Esto hace que la seguridad de tus claves dependa de la empresa.

Monederos de papel. Es una de las formas más seguras de almacenar criptomonedas. Es básicamente un documento que permite generar direcciones privadas, lo cual permite generar un monedero de claves. Es lo ideal si queremos almacenar criptomonedas durante un gran periodo de tiempo. Su forma de creación es algo tediosa, aunque existe diversos manuales en los que apoyarnos.

criptomonedas

Monederos físicos. Son dispositivos físicos que permiten almacenar nuestras claves y direcciones de una manera estanca. Esto quiere decir que para poder acceder a ellas necesitamos introducir una clave privada que únicamente nosotros conocemos. Es una de las maneras más seguras de almacenar criptomonedas a un medio/largo plazo, aunque las opciones disponibles rondan los 100 euros.

Para un inversor novel en criptodivisa la opción de monederos físicos sería la ideal. Aunque no existe el método de almacenaje perfecto, utilizar monederos físicos nos proporciona un extra de seguridad confiando en la barrera del hardware. Encontramos 2 en el mercado que son los más importantes: TREZOR y el Ledger Nano S. Este último te muestra el tipo de transacción que estás haciendo en una pantalla LED y solo te deja almacenar 4 divisas diferentes.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.