“No es abuso, es violación”, protestas por la sentencia a La Manada

La sentencia que condena a nueve años de cárcel por un delito de abuso sexual a los cinco miembros de La Manada ha sido recibida con enfado y protestas en la calle por parte de más de un centenar de personas que estaban congregadas para conocer la resolución judicial.

Antes de darse lectura al fallo, varias decenas de personas se han ido concentrado a las puertas del Palacio de Justicia de Pamplona tras una pancarta en la que se leía ‘¡No es no! ¡Justicia!’. Entre ellas, se encontraba Asun Casasola, madre de Nagore Laffage, que fue asesinada en los Sanfermines de 2008.

Nada más conocerse la condena al primero de los acusados ya se han comenzado a escuchar desde la misma sala donde se ha dado lectura al fallo los primeros pitidos y gritos desde la calle en protesta por la absolución del delito de agresión sexual.

Los ánimos se han ido caldeando por momentos y, una vez terminada la lectura del fallo, se han vivido momentos de tensión ante el cordón que había formado la Policía Foral frente a la puerta del Palacio de Justicia. Los manifestantes han coreado gritos como ‘Esta justicia es una mierda’, ‘No es abuso, es violación’ o ‘Si tocan a una nos tocan a todas’.

Parte de los concentrados han llegado a tirar las vallas que habían sido colocadas por los agentes para intentar acceder al Palacio de Justicia, lo que ha obligado a la Policía Foral ha intervenir para impedir su paso.

Además, algunos de los congregados se han desplazado hasta la parte trasera del Palacio de Justicia, en el Juzgado de Guardia, donde han colocado una pancarta tapando la puerta en la que se leía “No es abuso, es violación’.

La tensión y el enfado de los congregados a las puertas del Palacio de Justicia ha obligado a los abogados de la defensa a no poder abandonar el edificio por su puerta principal e incluso, el letrado de cuatro de los acusados, Agustín Martínez Becerra, ha atendido a los periodistas en la sala de prensa.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.