El Gobierno, tras la sentencia de ‘La Manada’, insta a reformar el Código Penal

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha mostrado este jueves su “respeto” a la sentencia de la Audiencia de Navarra que condena a nueve años de cárcel por delito continuado de abuso sexual a los cinco miembros de ‘La Manada’, a los que ha absuelto del delito de agresión sexual y delito contra la intimidad de los que habían sido acusados. Un fallo que es recurrible, ha puntualizado el ministro, quien ha emplazado a los grupos políticos a una reforma del Código Penal, “si es conveniente”.

El ministro ha afirmado que “hay que revisar la legislación si en algún caso se identifica que hay alguna duda en cuanto a la aplicación de los tipos penales”, tras señalar “si es conveniente promover una revisión, reforma o reflexión sobre el Código Penal, que en estos delitos está tipificado en el año 1995”, aunque ha apostillado que “hay algunos que dicen que no hay que legislar en caliente”.

Así, cuestionado sobre la necesidad de reforma del Código Penal, Catalá ha insistido en que “hay que leerse la sentencia”, porque cree que “la clave es la consideración de si ha existido violencia o intimidación o no”, de modo que “nosotros no podemos entrar a la valoración de la prueba”, para lo cual se ha remitido a los jueces y al tribunal que “hay que respetar” y que “es independiente, profesional y cualificado”, tras “dedicarle muchas horas a estudiar un caso tremendamente difícil.

Por ello, ve “muy conveniente que se expliquen bien los términos de la sentencia para poder entender las circunstancias”, al tiempo que ha declarado que “si es precisa una reforma legislativa, nosotros estaremos dispuestos a sentarnos con los grupos para promoverla, si es lo conveniente en este caso”.

Aún con todo, ha enfatizado que “lo que hay que hacer es aclarar, informar e establecer bien claro que hay una sanción alta por el delito cometido, de nueve años”, y por lo tanto, ha puntualizado, “los recursos podrán en su caso fortalecer esta decisión o la que consideren los tribunales superiores”.

Entretanto, el ministro ha subrayado su “respeto y acatamiento a las decisiones del poder judicial, independiente”, a lo que ha agregado que “es que es una sentencia que tiene recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Navarra y luego podrá ser objeto de casación ante el Tribunal Supremo”, por lo que “no está dicha la última palabra”, ha apostillado.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.