La cárcel de Palma, dónde más agreden a los funcionarios

Inmediaciones de la cárcel de Palma (Foto: Archivo)

El PSOE denuncia que los funcionarios de prisiones han sufrido en España un total de 665 agresiones en los últimos dos años (2016 y 2017), lo que supone que, de media, fueron víctimas de un ataque diario. En cuanto a los datos de 2017, el ránking de agresiones a funcionarios de prisiones lo ocuparon el centro penitenciario de Mallorca, con 20 ataques, dos de ellos graves, y el Hospital Psiquiátrico de Sevilla, en su caso con ataques menos graves.

Los diputados socialistas Miguel Ángel Heredia, Ana María Botella y David Serrada, portavoz de Interior, habían pedido al Gobierno que le facilitase datos sobre las agresiones a trabajadores de centros penitenciarias en 2017 y su variación respecto al año anterior.

En su respuesta, el Ejecutivo informa de que en 2017 hubo 305 agresiones, de las cuales ocho fueron graves (un 60% más respecto a 2016), 176, leves (un 8% más), y 121 acabaron sin lesiones (un 37,3 menos que un año antes).

Por centros penitenciarios, Madrid VII fue con 24 agresiones la prisión con mayor número de agresiones en 2016, seguido del de Zaragoza-Zuera, con 20; y los de Madrid V y Puerto I, con 18, y el Hospital Psiquiátrico de Sevilla, con 15.

UN 30% MÁS DE ACCIDENTES LABORALES

A estos datos el diputado socialista Miguel Ángel Heredia añade otros a tener en cuenta, como el hecho de que el número de accidentes laborales de los funcionarios de prisiones se haya incrementado casi un 30%, pasándose de los 931 registrados en 2011 a los 1.186 que se contabilizaron hasta el 4 de diciembre de 2017.

Heredia señala que esos incrementos son especialmente significativos en prisiones como las de Madrid, donde se ha pasado de 130 a 181 accidentes laborales durante este periodo; Baleares de 24 a 85; A Coruña, de 27 a 66; Cádiz, de 50 a 95; Granada, de 26 a 40; Alicante, de 49 a 65; o Badajoz, donde se ha pasado de 7 a 19.

CASI 1.300 TRABAJADORES MENOS

Con estos datos en la mano, los de agresiones y los de accidentes laborales, el parlamentario socialista se ha preguntado si tiene algo que ver esas cifras con el descenso de “1.285 trabajadores” en los centros penitenciarios, una media de casi 200 menos por año, que hay desde 2011, esto es, desde la llegada de Mariano Rajoy al poder.

En este punto, Heredia denuncia que en algunas cárceles, un único funcionario tiene que supervisar a un máximo de 70 internos que comparten un mismo módulo, a lo que hay que añadir una circunstancia más, el envejecimiento de la plantilla de Instituciones Penitenciarias, en la que más del 66% supera los 45 años y la mitad está por encima de los 50 años.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.