¿A qué espera la ATB para informar dónde y cómo se ha invertido la ecotasa?

Turistas registrándose en un hotel

Por María Jesús Almendáriz

Entre los socios del Govern balear hay quien se pregunta por qué a estas alturas de legislatura la conselleria de Bel Busquets todavía no ha hecho una campaña a bombo y platillo del dinero que se ha recaudado de la ecotasa y qué es lo que se ha hecho con esta recaudación.

Dónde se ha invertido, qué se ha comprado, qué perspectivas hay para el dinero que se recaude, sin ir más lejos este verano, y así hasta un largo etcétera. Información que están esperando como el agua de mayo, por ejemplo, los hoteleros quienes este viernes asistían escépticos a las explicaciones que daba el director general de Turisme, Antoni Sansó, sobre el nuevo cometido que tendrá la Agència de Turisme Balear tras el proceso de reconversión que está llevando a cabo una vez que se ha transferido la promoción a los Consells Insulars.

La intención es que la ATB pase a ser una Agència de Estratègia Turística que manejará todo el dinero que se recaude de la ecotasa, pero parece que sus gestores se resisten a soltar la promoción de raíz.

Según ha sabido mallorcaconfidencial.com, la ATB todavía siguen intentando mantener clubs de producto o su presencia en ferias turísticas, entre otras competencias que ya no le pertenecen, porque están totalmente transferidas a los gobiernos insulars.

Las fuentes consultadas por este digital quieren creer que no se trata de una argucia política: “No sabemos si es falta de voluntad política o inercia pero parece que les cuesta impulsar la transformación”, o simplemente se trata de pura inercia de seguir con la estructura que ya está montada.

Y todo esto es la pescadilla que se muerde la cola, porque los hoteleros están que trinan porque no ven dónde va el dinero que se recauda, de qué sirve y como revierte en el producto turístico.

Y en el plano político, los socios de gobierno de los soberanistas entienden que es 
clave que lo del impuesto funcione antes de las elecciones. Se podrían fijar, evidencian, en el histórico de la primera ecotasa cuando el entonces conseller de Turisme, Celestí Alomar, en un año enseñó resultados: Son Real, Parc de Llevant o el hotel que se derribó en Son Serra.

Consecuentemente, las mismas fuentes consultadas entienden que no es bueno, políticamente hablando, que la Agència de Turisme Balear este más volcada en hacer promoción que en gestionar el impuesto.

La conselleria de Turisme que dirige Bel Busquets también debería tener en cuenta que los municipios esperan que les llegue una parte de lo que recaudan. Además de escuchar a los hoteleros que no están nada contentos, todo lo contrario, de que el dinero se vaya a parar a pueblos del interior, dejando a las zonas costeras totalmente al margen.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.