Argentina y Messi chocan ante una rocosa Islandia

Argentina no ha pasado del empate ante Islandia (1-1), que se ha estrenado puntuando en un Mundial, en un partido en el que Leo Messi erró el penalti que podría haber supuesto la victoria para la albiceleste.

Pasado el cuarto de hora, el ‘Kun’ Agüero adelantó los de Sampaoli, sólo unos minutos antes de que el exjugador de la Real Sociedad Alfred Finnbogasson neutralizase el resultado. En el 64, el delantero del FC Barcelona pudo volver a adelantar a los suyos, pero el guardameta islandés Halldorsson destrozó las ilusiones albicelestes.

El ritmo frenético se dejó sentir desde los primeros minutos del duelo en el Spartak Stadium de Moscú. Así, Tagliafico estuvo a punto de sorprender al portero islandés en un remate en plancha en el minuto 8, a lo que respondió el combinado europeo con un error garrafal de Bjarnason cuando se encontraba ante la portería vacía.

Un latigazo de Messi que desbarató Halldorsson supuso el preludio del primer golpe de la albiceleste; un disparo rechazado de Rojo cayó en las botas del ‘Kun’ Agüero, que se deshizo de sus marcadores y, a la media vuelta, armó un potente disparo que se coló en la escuadra rival (min.19).

Sin embargo, Islandia no tardó en contestar y volver a meterse en la lucha sólo cuatro minutos más tarde. En el 23, Sigurdsson puso un centro al área que despejó mal Willy Caballero, y Finnbogasson recogió la pelota para anotar el primer gol de su equipo en la historia de los Mundiales.

Los de Jorge Sampaoli siguieron sintiendo la presión vikinga, que a punto estuvo de dar la vuelta al marcador un minuto antes del descanso, cuando el exdelantero de la Real Sociedad sirvió esta vez para Sigurdsson, que en su remate obligó a actuar al portero del Manchester City.

Tras el paso por vestuarios, el preparador argentino apostó por dar entrada a un posible socio para Messi, el sevillista Éver Banega. Los problemas de creación del combinado sudamericano sólo eran solventados por los destellos del ‘Kun’ y del ariete del FC Barcelona.

Precisamente, Messi tuvo en sus botas la victoria, cuando el delantero del City cayó ante Magnusson. Sin embargo, Halldorsson adivinó el lanzamiento de Messi, el encargado de ejecutar la pena máxima (min.64). Ambos equipos todavía dispusieron de ocasiones aisladas antes del final, pero ninguno pudo fusilar la portería rival.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.