Las CCAA se echan encima de Sánchez por aparcar la reforma de la financiación

Mientras Baleares, con Francina Armengol, le ha dado una tregua, el resto de comunidades españolas están que trinan.

La confirmación por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que no podrá reformar el modelo de financiación autonómica en lo que queda de legislatura ha provocado una oleada de quejas y críticas desde los diferentes Ejecutivos autonómicos, incluidos aquellos gobernados por los socialistas

En su primer pleno de control el martes en el Senado, Sánchez confirmó lo que ya había avanzado en el debate de la moción de censura que le llevó a La Moncloa: que renuncia a sacar adelante un nuevo modelo de financiación autonómica porque, en su opinión, no dispone ni del tiempo ni de los mimbres necesarios para alcanzar un consenso.

Desde las autonomías gobernadas por el PP, acusan a Sánchez de haber mentido a los españoles y de haber usado esta cuestión como arma electoral, cuando, en la oposición, urgía a Rajoy a poner sobre la mesa una propuesta en este sentido.

El mensaje que llega de Comunidades Autónomas gobernadas por los socialistas es de advertencia: no aceptarán que el presidente tire la toalla ni que entre en negociaciones bilaterales que beneficien a unos territorios sobre otros.

“No se puede renunciar en absoluto a cambiar el modelo lo más rápidamente posible, porque el modelo es injusto”, advertía el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, apenas unas horas después de escuchar a Sánchez en el Senado.

Y es que Puig considera compatible “actuar a corto plazo” como plantea Sánchez “y, al mismo tiempo, cambiar el sistema”. En su opinión, hay “tiempo” y hay que “abrir ese debate”.

El presidente del Gobierno abrió la puerta, en su intervención en el Senado, a negociar mejoras económicas para cada una de las comunidades autónomas antes de las próximas elecciones generales.

Pero esta dinámica de buscar cambios puntuales a través de la bilateralidad cuenta con el rechazo de la mayoría de comunidades del PSOE. La primera en alzar la voz ha sido la Junta de Andalucía, gobernada por Susana Díaz.

El consejero de Economía, Hacienda y Administración Pública de la Junta, Antonio Ramírez de Arellano, urgía este miércoles a Pedro Sánchez a abordar “a la mayor brevedad” y en una “discusión abierta a todos” un nuevo sistema de financiación autonómica “que supere las deficiencias del actual y que perjudica muy especialmente a Andalucía”.

EXIGEN A SÁNCHEZ LO MISMO QUE A RAJOY

Andalucía, como otras Comunidades Autónomas gobernadas por los socialistas, llevaba meses apremiando al Gobierno de Rajoy a que convocara un Consejo de Política Fiscal y Financiera y presentase así su propuesta de reforma de la financiación autonómica. De hecho, Rajoy se comprometió con Díaz en abril pasado a convocar de manera inmediata una reunión de ese órgano que nunca llegó a materializarse.

Desde otra comunidad gobernada por los socialistas, Castilla-La Mancha, el Gobierno de Emiliano García-Page ha instado también este miércoles a Sánchez a que “tome la riendas” del nuevo modelo de financiación autonómica pues “no es tema baladí que se pueda abandonar” en esta legislatura.

Al igual que Andalucía, Castilla-La Mancha incide en la necesidad de discutir el nuevo modelo en una mesa en la que estén “absolutamente” todas las comunidades autónomas y rechaza que se establezca una negociación de carácter “bilateral”. “El tema es lo suficientemente importante como para que todos conozcan lo que estamos hablando”, ha subrayado el consejero castellanomanchego de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina.

En la misma línea se ha expresado la vicepresidenta de la Junta de Extremadura, Pilar Blanco-Morales, que advierte de que no consentirán “espacios de bilateralidad” en los ámbitos que conciernen a cuestiones de “interés general” como “todas aquellas que tienen que ver” con el sistema de financiación autonómica.

El mensaje que llega del Principado de Asturias, donde gobierna el socialista Javier Fernández, es similar. El consejero de Presidencia y Participación Ciudadana, Guillermo Martínez, ha reiterado la petición al Gobierno central para convocar “cuanto antes” el Consejo General de Política Fiscal y Financiera que permita abordar la reforma del modelo de financiación autonómica “de forma multilateral”.

“La reforma de la financiación solo puede abordarse de forma multilateral en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, no con pactos bilaterales porque afecta al conjunto del Estado”, ha advertido

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.