“Nos sorprende las formas indignas y que hayan caído tan bajo”

Por María Jesús Almendariz                    

En el Grup d’Ornitologia Balear están que trinan con el Consell de Mallorca y también con la conselleria de Medi Ambient porque han puesto, por decirlo de alguna manera, a los piés de los caballos a los conservacionista a cuenta del camino de hormigón que se realizó en 2014, cuando gobernaba el PP y en Medi

Ambient estaba el ahora president de los conservadores en Baleares, Biel Company.

Y todo arranca porque la Agència de Disciplina Urbanística del Consell de Mallorca ha publicado en sus redes sociales que ha abierto un expediente por este camino, del que el Gob se desentiende totalmente porque quien acometió la obra fue una conselleria del Gover a través de la empresa pública Tragsa.

Por eso los ecologistas han salido al paso afirmando que: “La pista forestal de La Trapa juega un papel importante en la estrategia de lucha contra incendios en el oeste de Mallorca, y así está recogido en la planificación correspondiente. Es fundamental que en caso de incendio los vehículos de extinción puedan acceder, y de hecho en la finca hay dos depósitos de carga de agua para camiones y helicópteros. Por eso desde hace bastantes años la Conselleria de Medi Ambient ha realizado diversas actuaciones para mantener el camino en condiciones operativas, y en las zonas con más pendiente y erosión se dispusieron algunos tramos de placa de hormigón. La última de estas actuaciones tuvo lugar en 2014, durante la pasada legislatura, en unas obras promovidas por la Conselleria de Medi Ambient y realizadas por la empresa pública Tragsa”.

La Trapa uno

Y añaden: “Nos han sorprendido las formas indignas utilizadas por la Agència de Disciplina Urbanística (ADU) del Consell de Mallorca para gestionar este caso, que evidentemente es muy particular: unas obras amparadas por planificación administrativa de lucha contra incendios forestales, promovidas por la Conselleria de Medi Ambient, ejecutadas por la empresa pública Tragsa y realizadas en una finca con un uso eminentemente público y propiedad de una entidad ecologista”.

Y se quejan de que “aunque este escenario muy especial, el ADU no ha realizado ninguna comunicación ni formal ni informal en nuestra entidad, ni ha realizado ningún contacto para aclarar cualquier detalle de la situación (aunque no nos creemos que no la conozca perfectamente) sino que ha optado por difundir la información a través de las redes sociales”.

La Trapa 1

Por todo ello les “sorprende que una Agència que destaca por su vigilancia escrupulosa haya utilizado medios y procedimientos tan poco convencionales para notificar un expediente. No podemos evitar entender esta situación sin interpretar mala fe y voluntad difamatoria”.

Los ecologistas también lanzan sus dardos contra el Govern balear, al afirmar que “Igualmente lamentamos a estas alturas que la Conselleria de Medi Ambient gire la cara hacia otro lado, sin dar explicaciones públicas sobre la situación y descargando así, por omisión, toda la responsabilidad sobre nuestra entidad”.

“Recordemos que recientemente los del GOB decidieron otorgar uno de los premios Cemento de este año al equipo de gobierno del Consell de Mallorca, muy especialmente a Miquel Ensenyat y a Mercedes Garrido, por su impulso a las grandes infraestructuras viarias que dañarán aún más el paisaje de Mallorca, como la autovía Campos-Llucmajor, el Segundo Cinturón de Palma o los diferentes enlaces y rondas por todas partes. Alguien podría interpretar, ingenuamente, que se nos embiste debido a nuestra posición crítica. No nos consideramos tan importantes”, añaden con cierta sorna los conservacionistas.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.