George Best: un Balón de Oro asiduo a las playas de Calvià

Pelé lo consideraba como “el mejor jugador del mundo” mientras en el Reino Unido lo conocían como “El Quinto Beatle”. Evidentemente nos referimos a George Best, probablemente el primer jugador mediático en la historia del fútbol.  

george-best-mallorcaNacido en Belfast (Irlanda del Norte) el 22 de mayo de 1946, el extremo debutó con el primer equipo del Manchester United en 1963. Un lustro más tarde, alzó la primera Copa de Europa de los Red Devils y además, fue agasajado con el Balón de Oro. Ya por entonces Best era un asiduo a las playas de Mallorca, concretamente a las de Calvià.  Y sin saberlo, se convirtió en un excelente embajador para promocionar nuestra isla en el Reino Unido. En la foto de abajo, el futbolista junto a su pareja, la actriz Susan George.

George Best footballer with girlfriend Susan George on holiday in Majorca 1969“El fútbol me impide la mayor parte del tiempo hacer lo que me gusta. A mí lo que me gusta es el sol, el mar, los toros, las mujeres rubias, las morenas y las pelirrojas. No puedo remediarlo… He tenido miedo por mi vida. Durante los dos últimos años me he bebido casi una botella diaria“, confesó años después un futbolista que jamás llegó a disputar una Copa del Mundo. En la foto de abajo, junto a su novia en la playa de Palmanova.

George Best and Susan George on holiday in Palma Nova Majorca 1969Dentro de su infinidad de frases para la posteridad, Best dejó una para el recuerdo colectivo. “Gasté mucho dinero en coches, mujeres y alcohol. El resto lo malgasté”, afirmó.

En 2005, falleció como resultado de una infección pulmonar y un fallo multiorgánico. Después de su muerte, en el año en que George Best hubiera cumplido 60 años, el Belfast City Airport se pasó a llamar George Best Belfast City Airport. En otro sentido, destacar la estatua de “The United Trinity” en las afueras de Old Trafford con el propio Best acompañado por Dennis Law y Bobby  Charlton.

Y es que la figura de Best transcendió al mundo del fútbol. Su legado es tal, que incluso en la segunda parte de la película Trainspotting dos de sus protagonistas rinden un pequeño tributo al que para muchos británicos fue el mejor jugador de todos los tiempos.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.