Intensifican vigilancia en zonas de ocio nocturno y detienen a 20 personas

La Policía Local y la Guardia Civil de Calvià han intensificado sus dispositivos de seguridad ciudadana, haciendo hincapié en las zonas de ocio nocturno del municipio de Calvià, y, como resultado, han detenido a un total de 13 personas en una sola semana por delitos relacionados con la venta de droga y a otras siete por delitos contra el patrimonio.

Los puntos de verificación de personas y vehículos se están llevando a cabo a cualquier hora del día o de la noche y también se están aumentando las patrullas de paisano para detectar la venta de droga en las principales calles de las zonas de ocio, así como, de madrugada en las playas Magaluf y Palmanova.

A principios de la semana pasada se detuvo a dos ciudadanos rumanos de 29 y 36 años de edad que estaban en busca y captura por un juzgado de Tenerife. Otros tres ciudadanos senegaleses de 19, 21 y 25 años de edad que se dirigían en un vehículo a una de las zonas de ocio del municipio, fueron identificados en un control y detenidos por un supuesto delito contra la salud pública. Llevaban marihuana lista para la venta.

Otro ciudadano de Senegal de 37 años de edad fue detenido al ser sorprendido in fraganti en una venta de cocaína en Magaluf por guardias civiles que prestaban su servicio de paisano.

Por otro lado, un hombre británico de 38 años fue sorprendido de la misma manera. Se le intervino marihuana, MDMA y 65 dosis de una sustancia en polvo que puede ser cocaína. Además, dos ciudadanos polacos de 27 y 50 años de edad fueron detenidos por un delito de hurto que supuestamente acababan de cometer en un comercio de Illetes.

Asimismo, un ciudadano de Guinea de 23 años, fue detenido por la Guardia Civil por un supuesto delito de hurto cometido en la playa de Magaluf. De madrugada el detenido se apoderó de cuantas pertenencias había en las hamacas en el momento que varios turistas se bañaban en el mar.

En otro de los puntos de verificación de personas y vehículos, se detuvo a un turismo que al observar la presencia de los agentes, el conductor arrojó desde interior por una ventanilla un objeto. Una vez localizado, los agentes comprobaron que se trataba de un envoltorio que contenía cocaína y MDMA separadas y dosificadas preparadas para su venta en Magaluf. El conductor, un senegalés de 25 años, fue detenido.

Además, también se detuvo a un joven de 22 años de Senegal. También había tirado, presuntamente, desde su vehículo, un envoltorio que contenía 11 bolsitas de marihuana.

Además, una patrulla uniformada que realizaba el servicio a pie por la calle Punta Ballena, detuvo a dos británicos de 45 y 23 años de edad, padre e hijo, por un supuesto delito de lesiones. Se estaban peleando entre ellos y cuando un tercero les intentó separar la emprendieron a golpes y mordiscos contra él. Era un trabajador de un local de la zona que tuvo que ser asistido por los servicios médicos.

Por otro lado, una patrulla de paisano detuvo en la playa de Magaluf detuvo a un ciudadano español de 26 y a un ciudadano senegalés de 35 años. Acababan de sustraer un bolso al descuido y se estaban repartiendo el botín escondidos entre los velomares de la playa.

Otra patrulla de paisano observó un pase de droga entre dos hombres de madrugada en la calle Punta Ballena. Detuvieron al autor de la venta de droga y al que le suministraba las sustancias que se hallaba oculto en las inmediaciones. El primero era un varón de India de 31 años de edad. El suministrador era un ciudadano de Gambia de 37 años al que se le incautó siete bolsitas de marihuana, tres dosis de cocaína y nueve pastillas de color rosa que puede ser MDMA.

En total, la colaboración entre ambos cuerpos policiales ha devenido en la detención de 13 personas relacionadas con delitos relativos a la venta de estupefacientes y a otras siete personas detenidas relacionadas con delitos contra el patrimonio y orden socioeconómico.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.