Hoy se cumplen 21 años del último ascenso barralet a Primera División

Por Tommy M. Jaume

Para entender la historia, hay que conocer el contexto. El 22 de mayo de 1983 el RCD Mallorca visitó al filial madridista, el Castilla, en la última jornada del Campeonato Nacional de Liga de Segunda División. Un empate era suficiente para conseguir el ansiado ascenso a la élite. De hecho, los bermellones ya habían desperdiciado dos oportunidades para lograr el objetivo.

once ascenso castillaEl Bernabéu fue el escenario de un envite que acabó en derrota (1-0). Entonces, y durante ocho minutos, la atención de aficionados y jugadores estaba puesta en Riazor. Los transistores se convirtieron en los protagonistas. Y es que en el feudo gallego, el Deportivo (rival de los isleños en la tabla) se medía a un Rayo, que como los jóvenes merengues, tampoco se jugaba nada.

ascenso castillaPor su parte, un triunfo aupaba a los blanquiazules a la máxima categoría. La espera sobre el césped y las gradas valió la pena pues los vallecanos firmaron una victoria (1-2) que completó la carambola necesaria para que el RCD Mallorca regresara a la división de honor del fútbol nacional.

IMG_20151030_0010-e1446206713397-400x266Durante los años posteriores, el Rayito fue un equipo simpático para el mallorquinismo. Una situación que cambió a mediados de los noventa, cuando el destino de ambos conjuntos se cruzó en la Promoción. Por aquel entonces, esta fase medía a dos equipos de Primera frente a otros de Segunda en sendas eliminatorias, cuyos vencedores se aseguraban su presencia al más alto nivel.

En 1996, el RCD Mallorca ya portaba cuatro temporadas consecutivas en el ahora llamado Infierno. Víctor Múñoz era el técnico barralet, en un curso que empezó Irulegui y en por el que también pasó Mané.

Tras un espectacular mano a mano con el Logroñes, el ascenso directo directo se escapó en la última jornada en Las Margaritas a pesar de derrotar a un ya descendido Getafe (0-1, Morales). El triunfo de los riojanos en El Salto del Caballo ante el Toledo de Manzano (1-2) sepultó los sueños mallorquinistas. Una lástima, sobre todo teniendo en cuenta que el objetivo no se alcanzó debido al goleaverage con los riojanos, quienes golearon en Palma (0-4) en el estreno liguero de Mané. 

gol morales

La ida se disputó en un abarrotado Luis Sitjar en una calurosa noche de finales de junio. Después de fallar dos buenas ocasiones, Morales no perdonó en la tercera anotando el único gol de un encuentro en el que los bermellones merecieron aumentar su renta. El larguero y la falta de puntería lo impidieron. Y cuando lo lograron, el colegiado invalidó la acción por un supuesto fuera de juego.

IMG_20160701_0012-e1467392687875En la vuelta, el drama. El brasileño Guilherme empató la eliminatoria y poco después, el portero nigeriano Wilfred fue expulsado. Todo ello, durante el primer acto.

A pesar de la superioridad numérica, y de contar con infinitas buenas oportunidades, los de rojo y negro no fueron capaces de marcar. Maqueda tuvo en sus botas perpetuar su nombre en la historia pero su vaselina tropezó con la madera.

Momentos después, un genial pase del ex barralet Calderón era aprovechado por Onésimo para batir a Kike con un toque sutil. El sueño se había esfumado.

IMG_20160701_0013-e1467395336551-400x228

Un año después, llegó la revancha. Tomeu Llompart era el técnico barralet tras sustituir a Víctor Muñoz, destituido tras empatar en Palma ante el Ourense (1-1) en la antepenúltima jornada de Liga en un   partido, en el que por cierto, jugó el malogrado Tito Vilanova.

Como en 1996, la ida se celebró en un Luis Sitjar que  asistió atónito a un dejavú plasmado en un pírrico triunfo por la mínima (1-0, Barbero) tras malgastar multitud de chances.  De hecho, con el pitido final un incómodo silencio se apoderó de las hasta entonces bulliciosas gradas. Todos, absolutamente todos, recordaban lo sucedido doce meses atrás.

El domingo 29 de junio de 1997, el RCD  Mallorca regresaba a Madrid el mismo día en el que seis años antes había perdido su primera final de Copa del Rey.  El choque empezó con dominio local hasta que en el minuto 10, Carlitos forzó la expulsión de un Muñiz que no tuvo más remedio que tumbar al sevillano cuando ya se disponía a encarar al meta Contreras.

IMG_20160724_0013-e1469373240721En el segundo acto, un clamoroso penalty sobre Carlitos fue escamoteado. Una acción que no los insulares no tuvieron que lamentar, pues el andaluz marcó en el minuto 57 una diana que catapultaba al éxito al rematar un soberbio servicio de Stankovic tras una pared del balcánico con el nigeriano Michael Obiku.

No obstante, hubo que sufrir hasta el final ya que Cortijo anotó el 2-1 en el 82. Entonces, aparecieron viejos fantasmas y los bermellones, por primera vez en toda la eliminatoria, eran presas del nerviosismo.

aficion vallecasEn el descuento, De Quintana conectó un tiro envenenado que afortunadamente blocó Kike. Luego, Contreras salvó un “mano a mano” frente a Carlitos justo antes de celebrar la gesta sobre el verde.

Señalar que Tomeu Llompart fue el segundo entrenador mallorquín en ascender al RCD Mallorca a la máxima categoría. Antes, lo logró Serra Ferrer en dos ocasiones. “Tanto en Mallorca como aquí hemos merecido un mejor resultado. Hoy hemos podido marcar tres o cuatro goles“, explicó tras el partido el técnico de un ascenso que dedicó al Presidente Beltrán.

b aficion aeropuerto tras ascender en vallecas

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.