12 niños atrapados en una cueva en Tailandia deben aprender a bucear

Los 12 niños de un equipo de fútbol atrapados en una cueva en Tailandia deben aprender a bucear. Pues, según los equipos de rescate, es la vía más rápida para sacar a los chicos y a su entrenador –un joven de 25 años que se encuentra con ellos– de la burbuja de aire en la que se hallan en estos momentos.

Se les van a enseñar a bucear y se va a intentar drenar el agua, sí. Pero, lo cierto es que los 13 desaparecidos hasta hace unas horas podrían permanecer, al menos, cuatro meses más en el interior de la cueva. Algo que se debe a que el país se encuentra inmerso en época de monzones. De hecho, fue uno de estos fenómenos meteorológicos el que inundó la cueva.

equipos-rescate-niños-atrapados-tailandia
Europa Press

Varios días después de la angustiosa búsqueda, los equipos de rescate han dado este lunes con su paradero. Por suerte, se encuentran en buen estado de salud. Si bien, algunos presentan pequeñas heridas.

Un cable de comunicaciones para hablar con los familiares

Para lograr que tanto como las familias como los 13 supervivientes estén más tranquilos, los servicios de rescate van a desplegar un cable de comunicaciones. Se espera que puedan hablar pronto por teléfono, ha contado el gobernador de la región de Chian Rai, Narongsak Osotthanakorn.

niño-atrapados-cueva-tailandia
Europa Press

Una noticia tranquilizadora es, también, saber que se ha conseguido controlar el nivel del agua para evitar riesgos personales. Si bien, es cierto, que la gruta sigue inundada.

Posible negligencia

Por otro lado, más allá del rescate, en el que se centran todos los esfuerzos de la comunidad, es investigar qué ocurrió exactamente.

En este sentido, se baraja una posible negligencia de los menores; así como de su entrenador. Y es que, los visitantes sólo pueden aventurarse unos 700 metros en el interior de la cueva. Mientras que, las autoridades estiman que el grupo habría avanzado más allá de lo permitido.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.