Se sienta en el banquillo el conductor ebrio y drogado que arrolló al ciclista Daniel

El Juzgado de lo Penal número 2 de Eivissa acoge este martes el juicio por el atropello mortal, en abril de 2017, del ciclista Daniel Viñals. El procesado, que iba bajo los efectos del alcohol y las drogas, arrolló al fallecido con su vehículo y se dio a la fuga.
El acusado, Marcos M.B. ha llegado a la sede judicial a primera hora de este martes.

En principio, 20 personas deberán testificar en el juicio, en el que la Fiscalía solicita siete años de cárcel para el autor, en prisión desde finales de mayo del pasado año. Asimismo, deberá enfrentarse a las acusaciones particulares de la familia del fallecido y del otro ciclista que resultó herido en el accidente.

El padre del ciclista muerto espera una pena más dura

El padre de la víctima, Ramón Viñals, ha declarado a la prensa en los juzgados que no cree que se pueda hacer justicia en este tipo de casos, aunque deben pasar por este trance. Asimismo, ha confiado en que la pena “sea lo más justa posible”.

Viñals se ha referido a la petición de siete años de cárcel solicitada por Fiscalía, asegurando que “le parece muy poco, porque iba borracho, drogado y no ayudó”. “Esto no tiene excusa”, ha insistido.

Hay que cambiar el Código Penal

El padre ha considerado que hay que cambiar el Código Penal para que estos delitos sean castigados con penas más duras y ha dicho que van a seguir luchando para que “no le pase a nadie más”.

“El problema”, ha dicho, es que la sociedad “se está acostumbrando a esto”, con más ciclistas fallecidos, por lo que “hay que concienciar entre todos”.

Viñals ha lamentado que ni el Consell, ni el Govern o los clubes ciclistas lleguen a acuerdos y ha denunciado que “los controles son los mismos de siempre y es uno de los problemas más importantes” y no se ha puesto ningún cartel para mantener la distancia de seguridad con los ciclistas, según ha explicado.

“De palabra”, ha reconocido, han recibido apoyos de las instituciones, aunque ha lamentado no entender “por qué no se hace nada”.

Eivissa punto negro

“Ibiza es uno de los lugares más conflictivos” en relación a la seguridad viaria, asegurando que “hay que parar esto, porque las multas no sólo son hacer dinero”. Así, ha considerado que si se localiza a un conductor ebrio o drogado no sólo hay que multarlo “porque si se deja pasar, seguirán matando”.

“Mañana puede ser el hijo de cualquiera y es muy fuerte pensar que a un hijo o a un familiar le puede pasar esto, aunque no se ven soluciones”, ha concluido.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.