El artista Mateu Sitges Febrer dona un cuadro al pueblo de Manacor

El artista Mateu Sitges Febrer ha donado al pueblo de Manacor un cuadro que ya se puede ver sobre la escalera del edificio histórico del Ajuntament. Se trata de una tela de dos metros por dos metros pintada al óleo que representa un momento del baile que hacen los demonios durante la fiesta de Sant Antoni, una de las más emblemáticas de la ciudad y del municipio.

“Yo soy de Manacor, he estado muchos años fuera pero tenía ganas de dar un cuadro al Ajuntament y a mis conciudadanos”, explicó Mateu Sitges Febrer. “Estoy muy contento de su ubicación, yo nací en el barrio del Convent, pasaba por delante de la Sala y recuerdo las escaleras del Ajuntament, un edificio que además es uno de los escenarios de las Festes de Sant Antoni”, ha añadido el pintor.

DSC_0423Pero esta no es la única novedad que el pintor ofrece a sus conciudadanos. “Mi estudio se encuentra en el barrio de Baix des Cós, en la calle Miguel Servet, y a partir de ahora cada sábado abriré de las 18.30 hasta las 21.30 h porque quiero compartirlo, todo el mundo que quiera puede venir visitarme y a conocer la mi trabajo “, explicó.

“Nosotros estamos que no nos lo podemos creer, la idea de dar este cuadro precioso surgió del artista. Él vino y propuso hacer la donación, yo sólo puedo decir un enorme gracias en nombre de todos los manacorins y las manacorines “, ha explicado la alcaldesa, Catalina Riera en la presentación del nuevo cuadro, que ya forma parte de la colección municipal de arte contemporáneo.

“Muchas gracias, Mateu; con este cuadro hacemos crecer una colección de arte que es de todos los vecinos y vecinas del municipio y creo que hemos encontrado el lugar ideal para ubicarlo porque impactará los manacorins y también todos los que nos visiten “, ha añadido la regidora de Cultura y Turisme, Antonia Llodrà.

Arte en Manacor 

Cuando en 1966 se inauguró en Manacor la Sala d´Art Drac, Miquel Àngel Riera escribió con motivo de aquella ocasión: “Con escasas posibilidades de error, se puede decir que Manacor -salvo alguna rara excepción- carece de tradición pictórica “. Hoy, más de cinco décadas después, la realidad es otra.

A partir de la década de 1960, Manacor vio nacer pintores que osaron alzar sus pinceles, abandonar el paisajismo azucarado de tarjeta postal e iniciaron un estilo propio, intuitivo y nuevo. Mateu Sitges Febrer forma parte de esta generación de artistas manacorins donde también se encuentran Miquel Brunet, Miquel Llabrés, Antoni Riera Nadal, Llorenç Ginard, Magdalena Mascaró, Joan Riera Ferrari, Guillem Gelabert o Llorenç Femenias, entre muchos otros. Toda una lista de artistas que introdujeron los nuevos lenguajes plásticos en el municipio y que hacen que la existencia del Premi Ciutat de Manacor d’Arts Plàstiques tenga sentido todavía hoy.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.