Los amigos de Paula declararán la próxima semana como testigos

Imagen de archivo de la noche del accidente que costó la vida a Paula

Los amigos de Paula, la menor que falleció atropellada en Sa Ràpita por una conductora ebria, declararán en el Juzgado de Instrucción número 3 de Manacor el viernes 20 y el martes 24 de julio como testigos del accidente.

Se trata de menores de edad que estaban con la víctima, de 15 años de edad, en el momento del siniestro. El abogado Daniel Castro ha asumido la representación de los padres de la fallecida, personados como acusación particular.

El atropello tuvo lugar sobre las 01.55 horas. La conductora se dio a la fuga y cuando fue detenida dio positivo por alcohol.

Una testigo relató en Twitter que el grupo de amigos de la menor caminaba por un carril bici y que ella misma vio cómo el coche atropellaba a la niña, que salió disparada, mientras que al vehículo le salió volando el retrovisor. Esta testigo se detuvo junto a sus acompañantes a atender al grupo de menores.

Los servicios médicos practicaron maniobras de reanimación a la víctima pero falleció como consecuencia de un politraumatismo severo y una parada cardiorrespiratoria.

Penas más duras por conducir ebrio 

Los familiares de la joven atropellada han iniciado junto a la familia de otro joven fallecido en Madrid una recogida de firmas para reclamar penas más duras por conducir bajo los efectos de las drogas o el alcohol. Actualmente la máxima pena que se contempla para estos casos es de cuatro años de cárcel.

“Mi sobrina Paula ha fallecido este sábado con tan solo 15 años. Una mujer decidió subirse a su coche quintuplicando la tasa de alcoholemia y se la llevó por delante, provocando su muerte”, señalaba la tía de Paula.

“No pensamos quedarnos de brazos cruzados viendo cómo sale tan barato matar a alguien por conducir en estado de embriaguez. Tenemos que cambiar el Código Penal”, reclamaba.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.