Corinna admite que Juan Carlos I la usó como testaferro

Este miércoles por la mañana, el país ha despertado con las muestras de las conversaciones de Corinna zu Sayn-Wittgenstein, la “amiga entrañable” del rey emérito Juan Carlos I, con el comisario Villarejo en 2015. En ellas, asegura que él la usó como testaferro “no porque me quería, sino porque soy residente de Mónaco”. Además, afirma que Don Juan Carlos creó cuentas en Suiza a nombre de su primo, Álvaro Orleans de Borbón.

De esta manera, todo apunta a que la relación entre Corinna y el monarca emérito estaba cargada de intereses y que iba mucho más allá de una buena amistad. En los audios de esa conversación que tuvo lugar en Londres hace 3 años y que han sido hoy emitidos por ‘El programa del verano’ de Telecinco, Corinna admite que Juan Carlos I la usó como testaferro para ocultar patrimonio y propiedades en el extranjero.

En esa misma conversación, Corinna asegura que Don Juan Carlos tenía cuentas en Suiza a nombre de su primo. “Han puesto algunas cosas a nombre de su primo, que es Álvaro Orleans de Borbón. Las cuentas del banco en Suiza (…) las han puesto a su nombre”.
Dh05RR4W0AAn03U
Según la princesa alemana, en los oscuros negocios del rey emérito estaba también implicado el abogado Dante Canónica: “Montan una estructura que se llama X. Ponen una propiedad dentro de la estructura. Hacen como un contrato de venta… claro, no pueden decir que el beneficiado es el otro”, le comentaba al excomisario de policía.
Además, Corina dice sentirse presionada: “Yo estoy viviendo una pesadilla enorme. Me están poniendo muchísima presión (…) y después dicen: esta no quiere devolverme las cosas. Pero si lo hago, es blanqueo”.
“No voy a disfrutar de la propiedad porque es un cadeau empoisonné (regalo envenenado”, asegura en la conversación publicada por ‘El Español’ y ‘OKdiario’.
Por otra parte, habla también sobre su implicación en el caso Nòos en 2013. Según ella, se vio salpicada por el caso por una estrategia de la Casa Real: “Han dicho mejor Iñaki y Corinna qu Iñaki y Cristina. Esa era la idea”. La consultora, de origen alemán, pidió al rey Juan Carlos que la defendiera y, según ella, la respuesta del rey emérito fue: “The blood is thicker” (la sangre es más densa).
“Yo también soy madre de dos niños, no sé qué, que están preparados para matarte para salvar a su hija, entiendes que es muy peligroso”, confiesa. No obstante, a pesar de sus temores, hay que recordar que la que fuera amiga especial del rey, nunca tuvo que declarar en el juicio del caso Nòos.
9TzvdTRg

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.