Mallorca pide otro etiquetado para que no tiren toallitas al inodoro

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La problemática de las toallitas que acaban en el inodoro ha llegado también a Mallorca. Es por eso que piden un nuevo etiquetado de los productos higiénicos. Con este objetivo La red de Aguas Públicas de Mallorca ha remitido una carta al Ministerio de Sanidad. En la misiva explica su preocupación por esta situación que, pese a las campañas de concienciación como la de “No alimentes al monstruo”, sigue causando estragos en el medio ambiente.

Planeta solo tenemos uno y hay que cuidarlo aunque haya quien todavía no lo entienda. El problema de las toallitas que acaban el váter puede parecer una nimiedad a simple vista. Si bien, si sumamos las miles y miles que lo hacen al día en España tenemos un grave problema medioambiental.

La isla de Mallorca es una de las comunidades autónomas que también se ha visto salpicada por esta adversidad que se hace todavía más patente en verano, dado el aumento del volumen de la población.

Las toallitas forman un "monstruo" y obstruyen cañerías
Las toallitas forman un “monstruo” y obstruyen cañerías

Por eso, varios municipios han reclamado que se establezca un nuevo etiquetado de los productos de higiene. En este nuevo proceso de poner etiquetas quieren que se “indique claramente” que no se pueden tirar por el inodoro.

La Red de Aguas Públicas de Mallorca, organismo dependiente de Emaya, ha sido la encargada de remitir la petición a través de una misiva al Ministerio de Transición Ecológica y al de Sanidad y Consumo.

Acusan a los fabricantes de un etiquetado “inadecuado y engañoso”

Su petición está directamente relacionada con que “el etiquetado de estos productos es actualmente inadecuado e incluso engañoso”. Algo de lo que acusan a los fabricantes.

En este sentido, añaden, “mucha gente se deshace estos a través del inodoro por desconocimiento de los problemas que esto conlleva” o por un etiquetado que “incluso incentiva a que así se haga”.

toallitas-húmedas
Restos de las toallitas que se lanzan al váter

Por eso, han enfatizado, “los fabricantes de toallitas y productos de higiene personal deberían proporcionar a los consumidores información clara y concisa sobre los métodos de desecho apropiados”.

La iniciativa se suma a la campaña “No alimentes al Monstruo”

Esta medida se suma a la iniciada el pasado mes de marzo, cuando se puso en marcha una campaña de concienciación sobre esta problemática. Detrás de la medida estaban varios municipios, entre ellos Palma.

La campaña en cuestión responde al eslogan “No alimentes al monstruo” y no solo busca concienciar. También sancionar a quienes sigan tirando toallitas al retrete con multas que ya se imponen en municipios como Calvià y que van desde los 700 a 3.000 euros.

Calvià y Palma gastan en solucionar el problema más de 400.000 euros

En 2017, Calvià 2000 tuvo que realizar más de 2.500 intervenciones en el municipio. No solo en la red como en las estaciones de impulsión, si no también en las estaciones depuradoras. El motivo de la retirada eran los problemas de obstrucciones causados por las toallitas. Estas intervenciones supusieron un gasto de casi 416.000 euros.

En el caso de Palma, Emaya cada año retira unas 1.000 toneladas de toallitas, lo que supuso durante el año 2017 un coste superior a los 400.000 euros.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.