Dragonera: “Lo han convertido en una autopista y nuestros negocios vacíos”

Por culpa del carril bici y de la falta de aparcamientos, “Los que nos vamos a hundir somos nosotros”. “Están consiguiendo que los comercios y negocios se queden vacíos. Todos lloramos porque las cuentas no salen”. Lo dicen los comerciantes y vecinos de la zona palmesana de la calle Dragonera, en el barrio de Son Espanyolet, hartos de que el Ajuntament haya impuesto su criterio sin consultar a nadie.

Han dicho basta y lo han hecho explicando que el carril bici que pasa por delante de sus comercios les ha quitado aparcamientos y consecuentemente mucha clientela, porque la gente no sabe dónde dejar el coche y el solar en el que podían hacerlo, lo que han hecho es desde Cort coser a multas al propietario, “con la excusa de que estaba sucio”.

Solar, cuyo propietario ha vallado, después de que Cort lo cosiera a multas (Foto: Lluis FGM)
Solar, cuyo propietario ha vallado, después de que Cort lo cosiera a multas (Foto: Lluis FGM)

Y todo comienza cuando el gobierno actual del Ajuntament de Palma decidió hace un año y medio construir un carril bici, sin solucionar el grave problema del parking que tiene el barrio.

“Por el carril bici no pasa ni el Tato”

Un carril bici por cierto, casi vacío, que no utilizan más que “algún que otro anciano con su andador” y que está dificultando que la gente transite y entre a los comercios como lo hacían antes.

“Pero este no sería el problema, argumenta Marga Pol, a mallorcaconficencial.com, si no tuviéramos los problemas de aparcamiento vecinos, pero sobre todo clientes, que se lo piensan dos veces si tienen que parar a comprar lo que necesitan, ir a la peluquería, carnicería y así hasta un largo etcétera”.

No son simples quejas, ya que está demostrado que de un año a esta parte “la clientela ha bajado, porque la persona que se paraba a comprar, ahora como esto parece una autopista, no puede aparcar nadie. El vecino de al lado ha montado un negocio y le ha durado un año”.

No perdonan la pérdida de plazas de aparcamiento

La explanada dónde podían dejar antes los coches, y que cabían al menos 50, la ha vallado el propietario: “Encima que dejaba el solar para que dejaran los coches, le dicen que estaba sucio y lo multaban por ello. Así que el propietario se ha cansado, “además de que cedía el terreno, le ponían multas, incomprensible”.

 

En la foto se puede apreciar el carril bici, delante de un peluquería, y un moto encima de la acera por la falta de aparcamiento (Foto: Lluis FGM)
El carril bici, delante de un peluquería, y un moto encima de la acera por la falta de aparcamiento (Foto: Lluis FGM)

Pero los políticos hacen caso omiso a las quejas de los vecinos y comerciantes y no sólo eso, sino que ha habido incluso alguno, como el socialista José Hila que cuando vino a una reunión de la asociación de vecinos “nos dijo que no sabía de quien era la parte colindante con el solar público. Hombre que lo hubiera mirado en el registro de la propiedad”, se queja Marga Pol.

Vecinos y comerciantes demandan un parking público con suficientes plazas (Lluis FGM)
Vecinos y comerciantes demandan un parking público con suficientes plazas (Lluis FGM)

“Después nos dijeron que no pudieron convencer al propietario para que lo vendiera al Ajuntament”, añade un tanto incrédula.

Son Espanyolet, la Noruega de los pisos de alquiler

Un gran problema añadido es que en la Asociación de Vecinos el principal problema no es que los comercios de todo tipo se vengan abajo, lo que les preocupa son los pisos de alquiler y el noruego que se está haciendo con varias propiedades en la zona y las reconvierte luego en pisos para turistas.

Son Espanyolet se ha convertido en un barrio con un aumento notable de alquiler turístico (Foto: María Jesús Almendáriz)
Son Espanyolet se ha convertido en un barrio con un aumento notable de alquiler turístico (Foto: María Jesús Almendáriz)

“El otro día una clienta me dijo que vendió su casa a este noruego hace dos años y que después de reformarla, dónde vivía ella y su familia, aloja hasta a 16 personas”, asegura Marga Pol.

“Claro, la situación es insostenible, porque paran los autobuses en plena calle y se bajan decenas de turistas que vienen a alojarse a los pisos de alquiler, con el consiguiente ruido que todo ello provoca. Además  tememos que debido a este otro problema el del parking público que pedimos ya se olvide para siempre”, apunta con preocupación.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.