Ensenyat la emprende con el “We love Tourism” del PP

El presidente del PP de Balears ha posado junto a unos turistas con el lema de la campaña

Balears se divide entre quienes apoyan el turismo de masas y los que defienden otros modelos alternativos. Una división que también se nota en la política. Así lo demuestra, de hecho, la última campaña del PP “We love Tourism”. Y que ha hecho estallar al presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat.

La Política turística de este Govern ha elevado la tensión en el sector hotelero y en la sociedad balear, que vive dividida entre los que apoyan la llegada masiva de turistas y los que, al contrario, quieren un modelo más sostenible.

Decimos esto porque es algo que cualquiera de ustedes ha podido notar. Es más, seguro que tiene su propia idea.

Todo el PP se ha reunido para decir que Sí a los turistas
Todo el PP se ha reunido para decir que Sí a la llegada de los turistas

Pero, también porque este jueves, en las escalinatas de la Almudaina, el PP ha presentado su campaña “We love Tourism”. Una forma, entendemos, de reaccionar a los últimos movimientos de asociaciones como ‘Ciutat per qui l’habita’, que el sábado tomó Son Sant Joan, recibiendo a los que visitan la Isla con pancartas del tipo “Tourism Kills Mallorca”: El turismo mata Mallorca.

Leer más: “Tourism kills Mallorca”, la bienvenida de Ciutat per a qui l’habita a los turistas

La iniciativa popular no ha gustado en algunos sectores de la política balear. Este el caso de Miquel Ensenyat, el presidente del Consell de Mallorca.

Ensenyat, pese a reconocer que “el sector turístico representa casi el 45% de nuestro PIB y supone un 32% de los asalariados”, ha puesto el acento en que se trata de “una actividad que todavía hoy, mantiene un alto grado de estacionalidad que provoca una ocupación laboral fluctuante al largo del año”.

“Cuando el PP dice sí al turismo dice sí a la precarización”

Por eso, Ensenyat ha lamentado públicamente, a través de un mensaje en su perfil de Facebook, que “cuando el PP dice sí al turismo dice sí a la precarización de los lugares de trabajo y a la especulación urbanística”.

En este sentido, ha añadido, el presidente del Consell, “la reforma laboral o ignorar durante años a las camareras de pisos son algunos ejemplos.

La alternativa turística de los soberanistas

El líder soberanista defiende un modelo Turístico que apuesta por “la identidad propia, por nuestro paisaje Mediterráneo y que no intenta emular otros destinos”.

Sobre este aspecto, ha insistido el presidente del Consell, “planteamos medidas ambientales sostenibles como la prohibición de nuevos campos de golf o la ampliación de los existentes”.

Así, ha concluido el presidente del Consell, “planteamos un modelo que sea para generar una riqueza compartida y no solo para unos pocos”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.