Los amigos de Paula declaran como testigos ante el juez

El hermano de Pula llora desconsoladamente cuando su madre coloca las flores donde Paula fue atropellada mortalmente

Una joven de 15 años fue arrollada por una conductora ebria la noche de Sant Joan. La mujer acusada de la muerte de Paula salió en libertad bajo fianza. Este viernes sus amigos declaran ante el juez como testigos. El caso ha conmocionado a toda la sociedad balear. Así lo demuestran las más de 200.000 firmas recogidas por la familia de Paula Fornés en la plataforma change.org

Viernes difícil para los amigos de Paula, todos ellos menores, que se tienen que sentar ante un juez para contar su versión de lo que ocurrió la trágica noche de Sant Joan, en la que la joven murió atropellada, tras ser embestida por una conductora que conducía bajo los efectos del alcohol y que se dió a la fuga sin socorrer a la víctima.

El Juzgado de Instrucción número 3 de Manacor es el lugar hacia donde se van a dirigir todas las miradas. Si bien, la de este viernes es la primera jornada de unas declaraciones que se espera que se retomen el próximo martes 24 de julio, cuando se cumplirá un mes de la muerte de la joven.

Imagen de archivo de la noche del accidente que costó la vida a Paula
Imagen de archivo de la noche del accidente que costó la vida a Paula

El abogado Daniel Castro ha asumido la representación de los padres de la fallecida, personados como acusación particular.

Una testigo relató en Twitter cómo ocurrió todo

No sabemos exactamente qué van a contar los chicos y chicas que estaban en el momento del accidente junto a su amiga Paula, ni si van a aportar algún dato novedoso o no.

Si bien, podemos hacernos una ligera idea de cuál va a ser su versión. Algo que es posible gracias a una testigo que estuvo junto a ellos esa noche. Y, además, compartió sus sensaciones en Twitter.

Leer más: Sa Ràpita llora y pide justicia para Paula

La testigo en cuestión relata que el grupo de amigos de la menor caminaba por un carril bici y que ella misma vio cómo el coche atropellaba a la niña, que salió disparada, mientras que al vehículo le salió volando el retrovisor.

Esta chica se detuvo junto a sus acompañantes a atender al grupo de menores. Todo ello mientras los servicios médicos practicaban maniobras de reanimación a la víctima. Por desgracia no se pudo hacer nada por su vida y falleció como consecuencia de un politraumatismo severo y una parada cardiorrespiratoria.

Penas más duras por conducir ebrio

Dadas las circunstancias en las que sucedió todo, la conductora que atropelló a Paula conducía ebria y se dio a la fuga,  fue detenida y posteriormente puesta en libertad tras pagar 12.000 euros, la familia se ha movilizado.

Leer más:  “Esta asesina sale a la calle a la espera de juicio. Y nosotros qué”

Lo ha hecho para pedir penas más duras por conducir bajo los efectos de las drogas o el alcohol. Pues, actualmente la pena máxima que se contempla para estos casos es de cuatro años de cárcel.

Para conseguir su objetivo, la tía de Paula, como representante de la familia, ha iniciado,  una campaña de recogida de firmas. Lo ha hecho en la plataforma change.org junto a la familia de otro joven fallecido en Madrid.

Paula Fornés y su tía
Paula en una imagen familiar de archivo junto a su tía, que ha sido la impulsora de la campaña de recogida de firmas en change.org

“No pensamos quedarnos de brazos cruzados viendo cómo sale tan barato matar a alguien por conducir en estado de embriaguez”, reclamaba. Y, añadía, “tenemos que cambiar el Código Penal”.

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.