Durmiendo con el enemigo

En ocasiones, el mundo del fútbol deriva en extrañas alianzas poco frecuentes en otros sectores de la sociedad. Cada vez más profesionales, pocos son los futbolistas que priorizan el amor por unos colores frente a otros intereses como el económico.

Ajenos a las rivalidades transmitidas durante generaciones, la profesionalidad es el argumento exhibido cuando abandonan la entidad que les formó o sirvió como trampolín para firmar un contrato más suculento.

img_milopez_20171015-190326_imagenes_md_colaboradores_milopez_baraka_sporting_b_12-kgmF-U432164402373gq-980x554MundoDeportivo-WebUn ejemplo es el que protagonizan Rubén González y Sergio Buenacasa, dos de los fichajes de Atlético Baleares y RCD Mallorca S.A.D, respectivamente. Y es que el nuevo central balearico y el recién fichado delantero comparten piso en Palma tras ser compañeros durante el curso pasado en el Barakaldo.

DiJYP8cVQAIZ4BG¿Se imaginan ustedes a un jugador del Celta y otro del Deportivo compartiendo residencia? ¿Y a uno del Betis con otro del Sevilla? Difícil contemprarlo… si bien en el caso de los equipos mencionados, todos ellos compiten en categoría profesional. Una notable diferencia puesto que no hay que olvidar que, además de militar en diferentes divisiones, el Atlético Baleares lo hace a nivel semiprofesional en una Segunda B que el curso pasado conquistó su perpetuo enemigo ciudadano.

Leer más: El Mallorca ficha al delantero Sergio Buenacasa y al medio Dani Rodríguez

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.