El derribo del poblado de Son Banya acabará en 2020

Familias de Son Banya que en abril estaban en contra del derribo de las casas (Foto: Archivo)

El alcalde de Palma, Antoni Noguera, ha anunciado que el Ayuntamiento terminará con la demolición del centenar de infraviviendas del poblado de Son Banya en diciembre de 2020. Las tareas han empezado este miércoles a partir de las 09.00 horas con el realojo voluntario de tres familias. La primera fase de la demolición acabará en diciembre de este año con el derribo de 45 viviendas contra las que ya hay una orden judicial.

En estas viviendas, hay 17 familias que se han acogido al realojo voluntario y que contarán con ayudas durante cinco años desde su salida de Son Banya.

45 viviendas con orden judicial de derribo

Hay otras 28 familias que, o bien cuentan con los recursos suficientes para vivir fuera del poblado de chabolas, disponen de otras viviendas fuera del mismo, o cuentan con causas pendientes con la justicia.

Una excavadora en plena acción para echar abajo las viviendas de Son Banya (Foto: Lluis FGM)
Una excavadora en plena acción para echar abajo las viviendas de Son Banya (Foto: Lluis FGM)

De esta manera, a partir de septiembre se empezarán a ejecutar las órdenes de desalojo de estas 28 familias.

Leer más: Alcalde de Palma: “Son Banya solo ha traído tristeza y muerte a Balears”

“Ahora”, ha sintetizado Noguera, “tenemos una resolución judicial que dice que debemos derribar 45 viviendas antes de diciembre y, tras esto empezará al proceso para acabar con el centenar de viviendas restantes”. “Este proceso acabará en 2020”, ha remarcado.

El polémico realojo

La regidora de Bienestar y Derechos Sociales, Mercè Borràs, ha explicado que las puertas de su departamento “siguen abiertas” para las familias que no se han acogido al realojo voluntario y que se podrán adherir a los programas de ayudas si cumplen con los requisitos.

El alcalde de Palma, Antoni Noguera, durante la rueda de prensa sobre Son Banya
El alcalde de Palma, Antoni Noguera, durante la rueda de prensa sobre Son Banya (Foto: prensa ayuntamiento)

Así, Borràs ha señalado que este es “un gran día para Palma” que ha sido posible gracias al “pacto político de todos los partidos del Ayuntamiento” y que las tres primeras familias que se han acogido al realojo voluntario “ya se encuentran en sus nuevos hogares”.

Dificultades en la demolición

Por otra parte, ha explicado que este miércoles se han encontrado con “dificultades” durante las obras de demolición pero ha señalado que estas continuarán este jueves con el derribo de las paredes.

Tanto Borràs como Noguera han hecho hincapié en el problema de vivienda social que tiene Palma y han informado de que además de haber habilitado varias viviendas para atender a los desalojados han enviado una carta a entidades bancarias para que cedan viviendas al Ayuntamiento de Palma.

Más de 190 niños en riesgo de exclusión social

Noguera ha resaltado la decisión “valiente y decidida” que supone la demolición de Son Banya y ha calificado el día como “histórico”. “Hay tres motivos para realizar el desalojo: los más de 190 niños en riesgo de exclusión social, el vínculo del poblado con la droga y el cumplimiento de la resolución judicial”, ha remarcado.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.