El canódromo de Palma: De basurero a bosque urbano

Las obras del canódromo de Palma se han iniciado este viernes. Después de casi 20 años abandonado, se espera que en a penas 12 meses si no menos recupere su actividad. Si bien será reconvertido en un bosque urbano que actuará de nuevo pulmón verde para la ciudad. Esta reconversión cuesta a la ciudad de Palma más de 800.000 euros.

El canódromo de Palma era un espacio dedicado originalmente a carreras de galgos. Si bien, en 1999 cesó su actividad y se convirtió en un espacio abandonado, del que se adueñaron okupas y en el que a veces se colaban jóvenes. Además las basuras tomaron  este espacio ubicado en el centro de Palma. Generando con todo un importante riesgo de incendios.

Por eso, el Ajuntament de Palma ha decidido darle un nuevo uso y convertirlo en bosque urbano y nuevo pulmón verde de la ciudad.

Imagen: Lluis F.G.M
Imagen: Lluis F.G.M

En este sentido, las obras de reconversión que venía anunciando el Ajuntament de Palma, se han iniciado este mismo viernes. Concretamente, lo que se ha hecho esta mañana y de lo que ha sido testigo mallorcaconfidencial.com con el desbrozado de la pista. Algo de lo que se ha encargado una máquina excavadora.

16.000 metros cuadrados de bosque urbano

Cuando finalicen las obras, el bosque tendrá una superficie de 16.000 metros cuadrados, según han informado desde el Consistorio. Y no solo eso, contará con 280 árboles de vegetación mediterránea, mobiliario urbano y alumbrado. Además, se conservará la anterior pista del canódromo, que “se habilitará para la gente que quiera correr”.

Archivo. Maqueta visual de cómo se prevé que sea el futuro canódromo
Archivo. Maqueta visual de cómo se prevé que sea el futuro canódromo

A la visita del proyecto han asistido también la regidora de Seguridad Ciudadana, Angélica Pastor; la regidora de Educación y Deportes, Susanna Moll; la regidora de Turismo, Comercio y Trabajo, Joana Maria Adrover; y el de Economía, Hacienda e Innovación, Adrián García.

Una medida para luchar contra el cambio climático

En el transcurso de la visita al futuro bosque urbano, el alcalde Antoni Noguera, ha asegurado que este espacio “significa apostar por una Palma verde para la lucha contra el cambio climático”.

Además, Noguera ha recordado que para la ciudad recuperar este espacio ha supuesto un coste de más de 850.000 euros; así como que se espera que las obras finalicen en un plazo máximo de 12 meses. Aunque no se descarta que esté listo en menos tiempo.

Leer más: El Ajuntament de Palma otorga las obras del canódromo por 853.050€

Uno de los grandes proyectos del gobierno municipal de esta legislatura

Por su parte, el que fuera alcalde de Palma y ahora regidor de Urbanismo, Modelo de Ciudad y Vivienda Digna, José Hila, ha dejado claro que se trata “de un día importante”. Y es que, ha dicho, este viernes ha arrancado “un proyecto emblemático como es el canódromo”.

“Es una gran aportación que hacemos a la ciudad, un espacio que ahora mismo estaba abandonado y que se convertirá en un bosque, un espacio con árboles, para pasear y un espacio de sombra”, ha enfatizado Hila.

Finalmente, el regidor ha comentado que los vecinos de la zona llevaban “muchos años” esperando este momento. “Y ahora por fin en esta legislatura se ha hecho posible”, ha concluido.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.