El expárroco de Selva abandona el sacerdocio por los abusos sexuales

El expárroco de Selva, Antoni Cano Oleo, durante el juicio por abusos sexuales en la Audiencia Provincial

Era la noticia que estaba esperando mucha gente, sobre todo los afectados por haber sufrido los abusos sexuales, aunque hubieran preferido que la Iglesia lo expulsara. El Obispado de Mallorca ha informado este sábado la salida del ministerio del expárroco de Selva Antoni R. Cano Oleo, de 74 años. Ha solicitado una dispensa y la Iglesia de Mallorca se la ha concedido, tras haber sido juzgado por abusos sexuales.

La Iglesia ha manifestado públicamente el “apoyo” a las víctimas de estos abusos sexuales de los que se acusa al sacerdote.

Sentencia absolutoria a pesar de todo

La Audiencia Provincial, tras considerarse que no había pruebas de cargo suficientes para enervar el derecho a la presunción de inocencia del sacerdote, dictó una sentencia absolutoria para el expárroco de Selva.

Leer más: La Audiencia absuelve al expárroco de Selva acusado de abuso sexual

Los magistrados consideraron que había elementos de prueba que refuerzaban la versión de la menor pero otros datos no les permitían descartar la existencia de móviles espurios de carácter económico en la denuncia presentada por el padre de la niña.

En este contexo, el Tribunal consideró que no había prueba de cargo suficiente para enervar el derecho a la presunción de inocencia del sacerdote y ante las dos versiones, la Sala se decanta por la alternativa más favorable para el acusado aplicando el principio ‘in dubio pro reo’: Ante la duda, a favor del reo.

La sentencia considera probado que entre noviembre de 2014 y febrero de 2015 el padre de la menor llevó voluntariamente a la menor a la casa del sacerdote, donde la niña pasó la noche, para que hablara con ella por el reciente fallecimiento de su madre.

La Iglesia de Mallorca pide perdón a las víctimas

Por otro lado, la Iglesia de Mallorca se ha “sincerado” y ha “pedido perdón” públicamente a las víctimas.

Cano ha solicitado tener una salida digna de sus obligaciones sacerdotales solicitando una dispensa de ejercicio público y privado del ministerio, una cuestión que le ha sido concedida por parte de la Doctrina de la Fe, según han apuntado desde el Obispado.

Este hecho, tal como han señalado, supone que el proceso administrativo penal “queda finalizado”.

Tolerancia cero

El Obispado se ha adherido a la doctrina de “tolerancia cero” ante los abusos sexuales a menores, una campaña impulsada por el papa Benedicto XVI y continuada por el papa Francisco.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.