Afectados por Ryanair: “No volveré a volar con una low cost”

La huelga de Ryanair no parece que vaya a hacer cambiar de opinión a quienes utilizan ésta y otras compañías de low cost para volver a casa, en el caso de estudiantes de Baleares que están haciendo la carrera en Barcelona o Madrid, por ejemplo. Sin embargo, los usuarios que viajaban de vez en cuando, sí que se lo van a pensar dos veces si contratan su vuelo con una compañía de este tipo, porque al final como ellos mismos dicen “nos gastamos más si después cancelan el vuelo o tiene retrasos”.

Aún así hay que reconocer que en España en general y Baleares en particular es donde más se venden billetes low cost, por encima de las compañías estándar.

Los trabajadores de Ryanair durante la huelga de esta semana
Los trabajadores de Ryanair durante la huelga de esta semana, de espaldas para no sufrir represalias

Pero tras los efectos colaterales de la última huelga de Ryanair, muchos de los usuarios empiezan a hacer suya la máxima tan popular: Lo barato, la mayoría de las veces sale caro.

Los estudiantes seguirán con el low cost

En mallorcaconfidencial.com nos hemos acercado al aeropuerto de Palma y hemos preguntado por los efectos de los paros de Ryanair.

¿Una huelga de estas características afecta en la compra futura de billetes low cost? En el caso de los estudiantes de las Islas que van a universidades de Madrid, Barcelona o de otras ciudades españolas no parece que vayan a cambiar.

Lo de pasarse a compañías estándar, ni tan siquiera lo contemplan.

Pasajeros de Ryanair en el aeropuerto de Palma durante la última huelga (Foto: Lluis FGM)
Pasajeros de Ryanair en el aeropuerto de Palma durante la última huelga (Foto: Lluis FGM)

Entre otras cosas porque su poder adquisitivo es medio-bajo, salvo caso excepcionales, y su bolsillo no da para más, por lo que la huelga, retrasos o cancelaciones, lo aceptan y asumen como un mal menor.

Aeropuerto Palma, panel de retrasos y cancelaciones por la huelga última de Ryanair (Foto: Lluis FGM)
Aeropuerto Palma, panel de retrasos y cancelaciones por la huelga última de Ryanair (Foto: Lluis FGM)

Y esto se hace extensible a los trabajadores con sueldos mínimos que no llegan a los mil euros o que si ganan un poco más, tienen a su cargo una familia, por lo que si quieren ir de vacaciones el ahorro mayor lo aplican al billete de avión.

Otros no volverán a viajar con Ryanair o similares

Sin embargo a una parte de los pasajeros afectados por la reciente huelga de la compañía irlandesa no les quedan ganas de volver a contratar sus billetes con una low cost que deriva sus problemas con sus trabajadores en los pasajeros.

Aeropuerto de Palma, zona facturación de Ryanair (Foto: Lluis FGM)
Aeropuerto de Palma, zona facturación de Ryanair (Foto: Lluis FGM)

Teniendo en cuenta que la convocatoria de huelga ya se sabía de antemano, muchos no entienden cómo Ryanair no colocó a todos los pasajeros en otras compañías y evitó así los problemas de cancelaciones y las negativas consecuencias para quienes volaban con la aerolínea.

Leer más: Los afectados por la huelga de Ryanair podrán reclamar entre 250 y 400 euros

Estos afectados se lo van a pensar dos veces volar con la misma u otra low cost, a la vez que entienden perfectamente las reivindicaciones de sus trabajadores.

EasyJet y Ryanair, líderes durante un buen tiempo

Las compañías británica e irlandesa, respectivamente, revolucionaron en su tiempo el negocio de los viajes low cost en avión y fueron, de alguna manera, las que iniciaron la senda que otras muchas han seguido en este camino.

La compañía británica low cost opera 830 rutas por toda Europa
La compañía británica low cost opera 830 rutas por toda Europa

El bajo coste se ha apoderado de una buena parte del mercado, sobre todo en los tiempos de la grave crisis económica. Su marketing es tan agresivo que con la guerra de precios son capaces de abrumar hasta el consumidor más avispado.

Y su gancho desde luego son los precios competitivos que ofrecen en el mercado, aunque hay que tener en cuenta que el bajo coste se debe en gran medida a que intermediarios tienen los justos.

Ventajas y desventajas

La necesidad de tener que comprar el billete con mucha antelación, como en el caso de las compañías estándar, ha jugado también a su favor, ya que se puede hacer una reserva incluso un día antes del vuelo.

Pero las desventajas también son muchas y variadas. En general registran una supresión de servicios importante.

Equipaje para ir en una línea de bajo coste (Foto: Guía Low Cost)
Equipaje para ir en una línea de bajo coste (Foto: Guía Low Cost)

Atención impersonal, un teléfono de contacto que es de pago (un 9029), los vuelos despegan, generalmente de aeropuertos secundarios (los turistas se tienen que desplazar en taxis o cualquier otro medio de transporte), lo que no hace más que encarecer el viaje.

Y si a esto le sumamos la ausencia de conexiones, la limitación de equipaje (la queja más numerosa entre sus usuarios), además de una compensación mínima en el caso de que se pierda o extravíe el equipaje, viajar en low cost no es una ventaja.

1 Comentario

  1. Da igual low cost que no. A mí con Iberia, en un viaje de fin de semana a Viena, saliendo a las 3 de la tarde, el avión de demoró 4 horas y media porque el piloto no había venido y no tenían sustituto. En ventanilla la única opción era “ponga una reclamación si quiere” y ya. Da igual, son todos igual de chorizos y de delincuentes, amparados por las leyes. Al cabo de unas semanas me escribe Iberia y me dice que mi reclamación “no procede y la cierran”. Ya ves que sorpresa.

    Si las leyes nos protegiesen a los pringados de los contribuyentes en lugar de proteger a esos muertos de hambre les quitarían el permiso para operar empresa aeropuertos españoles. Veríais que pronto dejaban de jodernos a la mínima que pueden.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.