El enésimo plantón de David Guetta

El público no daba crédito al anuncio de megafonía

Por Tommy M. Jaume

Para algunos es uno de los mejores deejays del mundo. Para otros, un auténtico insulto a la profesión y al mundo de la música electrónica. Capaz de mezclar sin manos (nótese el sarcasmo), lo que cierto es que David Guetta se ha convertido en una marca que siguen miles de seguidores alrededor del mundo.

El francés, cuyo nombre real es Pierre David Guetta, protagonizó el pasado sábado el enésimo plantón de su carrera. En esta ocasión, en un festival en Santander donde miles de fans aguardaban su actuación.

Los asistentes al evento se enteraron de que el cabeza de cartel no iba a aparecer una vez dentro del concierto a través de un mensaje por megafonía, mientras esperaban la aparición del DJ de EDM.

Los seguidores de Guetta expresando en Santander su malestar
Los seguidores de Guetta expresando en Santander su malestar

En el lugar del parisino apareció Wally López, uno de los mejores artistas del panorama house nacional al que ultimamente se ha podido ver en algunos episodios de la serie “La que se avecina”.

La ausencia de Guetta, que en noviembre cumplirá 51 años y que un mes antes había cobrado el 100% de su elevadísimo caché, enervó a sus seguidores. No en vano, decenas de ellos abandonaron el recinto con evidentes muestras de enfado.

El motivo aún no está del todo claro. Horas después, y ante el aluvión de criticas recibidas, el parisino subió un video en el que se disculpaba por su ausencia alegando unos fallos técnicos en su avión privado que impidieron que se desplazará desde Moscú, ciudad en la que actuó el viernes.

Las redes empezaron a arder y más cuando el galo publicó, al día siguiente, que estaba en Tomorrowland (festival que se celebra en Bélgica) sin ningún guiño a sus fans españoles.

El plantón de Palma 

Lo cierto es que la repentina baja del francés no es una excepción. Un ejemplo tuvo lugar el 2 de agosto de 2014 en Palma cuando el ahora dj de EDM canceló su actuación en Son Fusteret, inicialmente prevista en el Iberostar Estadi (ahora Son Moix), horas antes de la misma y ante la indignación de los más de 8.000 que habían adquirido su entrada. Semanas antes, había hecho lo mismo en Madrid.

Leer Más: El concierto de David Guetta en Mallorca, que no fue  

En Palma, Guetta dejó "plantados" a 8.000 fans en agosto de 2014 (Foto: archivo)
En Palma, Guetta dejó “plantados” a 8.000 fans en agosto de 2014 (Foto: archivo)

Por cierto, Guetta si actuó aquel verano en Mallorca. Curiosamente, lo hizo semanas después en el recién inaugurado Mallorca Rocks, ahora BH Hotel, del Grupo Cursach. Un hecho llamativo sobre todo si tenemos en cuenta la poca disponibilidad de su agenda si bien el de París es un asiduo en las programaciones de los locales del empresario mallorquín.

Quién lo ha visto, quién lo ve 

El punto de inflexión de la carrera de David Guetta tuvo lugar en el verano de 2003 gracias a su tema house “Just a little more love”.

Todos, absolutamente todos los considerados grandes -desde Erick Morillo hasta Sven Väth pasando por Carl Cox o Roger Sanchez- pincharon una canción que aquel estío se convirtió en un auténtico himno en Eivissa. De hecho fue, con permiso del “Two Months Off” de Underworld el tema del verano. Hasta sonaba cada lunes en Circoloco, la promotora por entonces más underground de la isla responsable del mítico DC 10.

Su gran idea 

Aprovechando el éxito de su primer álbum, Guetta consiguió una residencia semanal en Pachá Ibiza. Allí, nació su famosa fiesta “F..ck, IM Famous”. Para la opening party (fiesta de apertura) hizo creer a toda la isla que acudirían “celebrities” como David Beckham y esposa Victoria, Elton John o Lenny Kravitz, entre muchos otros.

Muchos residentes y turistas se acercaron hasta la sala. En el exterior, una alfombra roja aguardaba a los invitados al más puro estilo del Dolby Theatre en la noche de los Óscars. No faltaron ni las vallas para separar a los fans de sus ídolos ni tampoco las limusinas. Así, fueron llegando los invitados. Horas después, se reveló la verdad. No eran ellos sino sus dobles.

Con los brazos en alto, toda una seña de identidad del maestro del EDM (Foto: Europa Press)
Con los brazos en alto, toda una seña de identidad del maestro del EDM (Foto: Europa Press)

David Guetta lo había conseguido. Todo el mundo hablaba de él y de su fiesta. Un verano más tarde, su esposa -Kathy Guetta- ya tenía su propia marca de perfume que promocionaba en grandes carteles como si de una fiesta o una discoteca se tratara.

Entonces, empezó el cambio. Dejó de lado el house para convertirse el abanderado del EDM. Sus seguidores se tranformaron en sus principales detractores. No le importó. Aprovechó mejor que nadie las recién creadas redes sociales para erigirse como el referente de miles de milenials que como él, tan solo necesitan un pen (en ocasiones también un ordenador) para hacer de que pinchan apretando solo un botón. Son los conocidos como “dedo deejays” y su poco respeto al noble arte de mezclar música.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.